Nacional

Vigilancia de la Leptospirosis en Argentina

El Sistema Nacional de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación ha informado sobre la casuística de notificación y confirmación de casos de Leptospirosis durante el año 2017 y hasta la semana epidemiológica 8. El registro indica que durante 2017 se han notificado 570 casos sospechosos en las 5 regiones del país (452 en la región Central que incluye la CABA, Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe), de los que se han confirmado 35. Durante el año 2016 se habían confirmado 28 casos en todo el país. La Leptospirosis es una enfermedad zoonótica de importancia, particularmente en zonas carenciadas y en presencia de roedores, y en regiones con abundantes lluvia.

Fuente: Reporte Epidemiológico Nº 1909

mayo 3, 2017

El SENASA toma medidas de control en un brote de Rabia bovina en Córdoba

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) fortaleció las medidas sanitarias adoptadas preventivamente ante la confirmación de un foco de Rabia Paresiante en bovinos en un establecimiento cercano a la localidad de San Marcos Sierra, en el departamento Cruz del Eje, provincia de Córdoba.

Recibida la denuncia, agentes del Centro Regional Córdoba del SENASA realizaron la correspondiente toma de muestras del ternero con sintomatología nerviosa. La misma fue enviada a un laboratorio habilitado para realizar el análisis respectivo y establecer el diagnóstico.

Luego de confirmado el diagnóstico el SENASA estableció un área de vacunación de ganado bovino, porcino, equino y rumiantes menores en un radio de 10 kilómetros alrededor del predio afectado. Este radio abarca parte del departamento Cruz del Eje y Punilla.

La Rabia Paresiante es una enfermedad endémica en algunas regiones del país, causada por un virus transmitido por los murciélagos hematófagos o vampiros (Desmodus rotundus), que se alimentan de sangre de bovinos y equinos, aunque también pueden atacar otras especies, incluido el hombre.

Actualmente, técnicos del SENASA atienden denuncias y responden consultas de la población relacionadas con la enfermedad. Además, se prevé la organización de futuras conferencias informativas a productores ganaderos y a la población de la zona afectada.

En tal sentido, el Organismo recomienda evitar el contacto con animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso inmediato a su oficina más cercana para intervenir de manera preventiva y analizar sanitariamente cada situación.

El SENASA trabaja con los ministerios de Salud de la Nación y de las provincias en la contención de brotes emergentes en lo que respecta a esta zoonosis.

Fuente: SENASA

mayo 3, 2017

Japón visitó la “zona libre de Fiebre Aftosa sin vacunación” de la Argentina para un eventual reconocimiento

Por pedido de la Argentina, una comitiva del servicio sanitario de Japón verificó la “zona libre de Fiebre Aftosa sin vacunación”, denominada Patagonia, con vistas a reconocer ese estatus y la posible apertura de la exportación de productos bovinos y ovinos desde esa zona. En la reunión final, realizada en la sede central del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) los inspectores japoneses manifestaron su conformidad y satisfacción con el sistema auditado. Seguir leyendo...

Seguir leyendo

abril 17, 2017

Brote de Rabia Paresiante en la Provincia del Chaco

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) informa que detectó un brote de Rabia Paresiante que, hasta el momento, afectó a dos animales de la especie bovina y un equino, en un establecimiento productivo cercano a la localidad de Machagai, departamento 25 de Mayo, provincia de Chaco. Seguir leyendo...

Seguir leyendo

marzo 6, 2017

Dos casos de Leptospirosis en Huinca Renancó, Provincia de Córdoba, Argentina

Se detectó la presencia de Leptospirosis en una localidad rural de la Provincia de Córdoba (Huinca Renancó). El hospital local informó sobre 2 pacientes hospitalizados por Leptospirosis, de los que uno murió como consecuencia de una severa infección con Leptospirosis. Datos de otras localidades del sur de Córdoba indican que la infección está presente en perros de centros urbanos y que se han detectado periódicamente casos humanos de infección, alguno de los que son fatales. La Leptospirosis es una enfermedad infecciosa, transmisible de naturaleza zoonótica, que afecta a perros, bovinos, equinos, cerdos y roedores y se transmite al hombre a través de la orina o deyecciones de los animales infectados. El agente (Leptospira sp.) se mantiene en el medio ambiente, en particular en medios húmedos, y es frecuente su reaparición luego de copiosas lluvias o inundaciones. La WHO la considera una zoonosis de riesgo y en crecimiento a nivel mundial, pero en especial en las regiones donde las poblaciones más pobres carecen de los servicios esenciales. En el medio rural es muy frecuentes en los tambos. Fuente: Puntal

febrero 3, 2017

Casos de Triquinelosis en Córdoba

El Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba informó sobre la ocurrencia de 5 casos de Triquinelosis y advirtió sobre los peligros de consumir carne de cerdo sin inspección veterinaria oficial. Los casos fueron detectados en la ciudad capital, en la zona Patricios Este. La Triquinelosis es una enfermedad parasitaria de carácter zoonótico, que se transmite al hombre por la ingesta de carne de cerdos parasitados mal cocida o cruda, en general ocurre en casos de faena domiciliaria y sin el examen post mortem del servicio sanitario oficial. Produce un profundo malestar muscular, accesos febriles, diarrea y en algunos casos la muerte. Fuente: Reporte Epidemiológico Nº 1866

febrero 3, 2017

Alerta por Leishmaniasis en Salta

Tras un trabajo de relevamiento y evaluación del Programa de Prevención y Orientación de Enfermedades Tropicales, los números relacionados con la Leishmaniasis durante 2016, prenden luces de alerta entre los profesionales del Área Operativa 11, que abarca el departamento Orán en Salta, ya que se registraron 124 casos en lo que va del año, cifra similar a la de 2015, pero que supera con creces a las de 2014, cuando se atendieron 39 pacientes con esta patología encuadrada dentro de las enfermedades emergentes. Ante el aumento notable de casos, los profesionales del Área 11 hicieron un enérgico reclamo por la falta de provisión de glucantime, la droga específica para combatir esta enfermedad. En respuesta a la preocupación manifiesta de vecinos de barrios periféricos oranenses por los casos recurrentes de Leishmaniasis y también de hantavirosis, el gerente del Hospital ‘San Vicente de Paul’, Nicanor Sosa, se mostró optimista con respecto a las cifras oficiales que maneja de los casos de hantavirosis: aseguró que hubo un descenso de casos confirmados, ya que “se atendieron este año 17 casos de hantavirosis y hubo 2 muertes por esta enfermedad, mientras que el año pasado se registraron 30 casos y un fallecimiento”, dijo. Al mismo tiempo, expresó su preocupación por los números de la Leishmaniasis. La Leishmaniasis está́ vinculada a los cambios ambientales, como la deforestación, la construcción de presas, los sistemas de riego y la urbanización. La pobreza aumenta el riesgo de Leishmaniasis. Las malas condiciones de vivienda y las deficiencias de saneamiento de los hogares (por ejemplo, la ausencia de sistemas de gestión de residuos, alcantarillado abierto) pueden promover el desarrollo de los lugares de cría y reposo de los flebótomos –vectores de la enfermedad– y aumentar su acceso a la población humana. Los flebótomos se ven atraídos por el hacinamiento, ya que constituye una buena fuente de ingesta de sangre. Las pautas de comportamiento humano (por ejemplo, dormir a la intemperie o en el suelo) también es probable que aumenten el riesgo. El uso de mosquiteros tratados con insecticida reduce el riesgo. Los perros son transmisores de esta zoonosis. Datos similares se han registrado en la República de Paraguay, donde junto a la Leptospirosis son las principales zoonosis endémicas prevalentes. Fuente: El Tribuno, ABC

febrero 3, 2017

En Corrientes confirman casos de Leishmaniasis Cutánea en 2017

Luego de dos años consecutivos de brotes de Leishmaniasis Cutánea en la provincia, en las primeras semanas de este año se notificó un caso pediátrico y otro adulto, además hay uno en estudio. Desde la Municipalidad de Corrientes, explicaron el protocolo que se lleva adelante ante estas situaciones y solicitaron a los vecinos que realicen limpieza en sus domicilios. “El caso que tenemos notificado este año es de un hombre adulto del barrio La Tosquera”, dijo a El Litoral la directora del Dispensario Dermatológico de Corrientes, Elisa Petris de Odriozola. A este se le suma el de un niño que fue tratado en el hospital Juan Pablo II y que está con un buen estado de salud; hay otro caso de un menor en estudio. A su vez, Odriozola dijo que durante el año 2016 hubo 47 infectados y en 2015, 73. En estos períodos se había detectado brotes y Corrientes pasó a ser, hace un año, la segunda provincia luego de Salta en tener la cifra más alta del país. “Hay un protocolo nacional que se debe realizar en cuanto a la limpieza y fumigación cuando surjan casos, además se debe llevar adelante una fumigación espacial en todo el barrio. A esta tarea debe sumársele el control adecuado de los perros, y si se encuentra un caso positivo se recomienda la eutanasia del animal, si el dueño no desea esto debe hacerse responsable de las consecuencias”, explicó a este medio, el secretario de Ambiente de la comuna, Félix Pacayut. Respecto a las tareas que realizan en los barrios, dijo que “estamos haciendo prevención, limpieza y descacharrado por el Dengue y también control de animales por Leishmaniasis en barrios”. “Los casos que conocemos son los mismos que los que sabe este medio”, sostuvo Pacayut. Cabe destacar que la Leishmaniasis Cutánea, a diferencia de la visceral, no se transmite a través de los perros, sino por la picadura de un insecto similar a un mosquito conocido como flebótomo, que habita particularmente en zonas selváticas y ribereñas y que actúa sólo de noche. El agente avanza y se generan las primeras úlceras en la zona donde haya sido picada una persona sin distinguir franja etaria. Por este motivo, se pide a los padres estar atentos a los espacios en los que andan sus hijos. Aquellos casos detectados por la Municipalidad son derivados al dispensario dermatológico del Ministerio de Salud Pública del Gobierno Provincial. Pacayut recordó, que la prevención es la mejor manera de combatir la Leishmaniasis, y que esto se logra con la limpieza y orden ambiental. La basura tiene mucho que ver en esto, se debe colaborar en el mantenimiento del barrio para evitar la proliferación del vector. Fuente: El Litoral

febrero 3, 2017

Hallazgo de Halicephalobus gingivalis en equinos en Argentina

En un operativo sanitario llevado a cabo durante el mes de diciembre en el Club Hípico y de Pato “Barracas” de la localidad de Avellaneda, en la Provincia de Buenos Aires, el SENASA y funcionarios de la Dirección de Epidemiología de la Provincia de Buenos Aires detectaron la presencia de Halicephalobus gingivalis en las muestras tomadas de varios equinos de ese centro deportivo. La autoridad sanitaria provincial instauró el alerta sanitario, convocó a los organismos intervinientes para elaborar una estrategia de acción e interdicto el establecimiento. Ocho personas en contacto con los equinos, han sido asistidas en el Hospital Muñiz y se encuentras en observación y seguimiento. Se trata del primer hallazgo de este parásito en la Provincia de Buenos Aires. En el mundo se han registrado solo cinco casos de infección a humanos, todos fatales. Fuente: Reporte Epidemiológico Nº1858

enero 5, 2017

Vigilancia de Rabia animal en murciélagos

En la edición de diciembre de 2016, el Módulo C2 y SIVILA del Sistema Nacional de Vigilancia para la Salud del Ministerio de Salud de la Nación, informa sobre la casuística registrada en el diagnóstico de Rabia en murciélagos en las 5 regiones geográficas del país. Seguir leyendo...

Seguir leyendo

diciembre 30, 2016

Información técnica sobre Encefalomielitis Equina del Este, Oeste y Venezolana

Las encefalitis equinas causadas por Alfavirus son infecciones transmitidas por vectores artrópodos (Arbovirus) que afectan a equinos y humanos, y cuya distribución está restringida al continente americano. Debido a su gran impacto en la salud pública y equina, y a su relevancia para el tránsito y comercio internacional de caballos, estas enfermedades son de notificación obligatoria a las autoridades sanitarias locales (SENASA) y a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Estas enfermedades, la Encefalomielitis Equina del Este (EEE), la Encefalomielitis Equina del Oeste (WEE) y la Encefalomielitis Equina Venezolana (VEE), son endémicas en América del Norte, Centro y Sudamérica; y son denominadas Arbovirosis del Nuevo Mundo ya que no hay registros de su ocurrencia en otros continentes. Los virus de la EEE y EEO fueron aislados por primera vez en Argentina a partir de caballos con síndrome neurológico en 1930 y 1933. Los brotes de EEE y EEO en equinos en nuestro país no han estado asociados a enfermedad en humanos, con excepción de los ocurridos en 1972-1973 y 1982-1983, con ocurrencia de casos humanos en Viedma, Río Negro. Los dos últimos brotes de EEE ocurrieron en 1981 y 1988 en Santiago del Estero y Chaco respectivamente. La última epizootia de Encefalitis Equina provocada por el virus de la EEO fue en 1982-1983 y el virus fue aislado de diversas especies de mosquitos. En el caso del virus de la EEV, si bien se han detectado anticuerpos contra este virus en roedores, aves y equinos, no hay evidencias clínicas de la ocurrencia de la enfermedad en humanos y equinos de nuestro país. El control y la prevención, como en otras arbovirosis, se basan en el control de vectores (mosquitos) y la vacunación preventiva. En Argentina, la vacunación es anual, o bien como requisito para el movimiento internacional de equinos. Las vacunas actuales son de tipo inactivadas, bivalentes (EEE y EEO) o polivalentes (EEE, EEO y otras enfermedades). Si bien la infección por Alfavirus no ha sido registrada clínicamente en caballos y humanos en Argentina en los últimos 25 años, es muy importante promover la vigilancia epidemiológica permanente. La denuncia y diagnóstico de casos clínicos compatibles en equinos contribuirían en este sentido, permitiendo, a su vez, alertar a las autoridades de Salud Pública. Por ende, es necesario mantener a los profesionales veterinarios informados y actualizados para que, en caso de observar animales con signos clínicos de enfermedad neurológica, impongan las medidas necesarias de bioseguridad y contención, y arbitren los medios para establecer el diagnóstico etiológico indispensable para detectar en forma temprana estas virosis de alto impacto para la salud humana y animal. Es importante remarcar que los cuadros neurológicos en equinos son de denuncia obligatoria ante las autoridades sanitarias (SENASA). Fuente: M. Carossino & M. Barrandeguy, “Actualización sobre Encefalitis equinas del Este, Oeste y Venezuela ”Revista La especie Equina” Asociación Argentina de Veterinaria Equina (AAVE) N 43, junio 2013.

diciembre 5, 2016

Vigilancia integrada del Síndrome Urémico Hemolítico en Argentina

En Argentina el agente etiológico más comúnmente asociado al Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es un patógeno zoonótico transmitido por los alimentos y el agua: Escherichia coli productor de toxina Shiga (STEC), cuyo serotipo más frecuente es O157:H7, aunque hay más de 100 serotipos que poseen un potencial patogénico similar. Recientemente se reportó la casi exclusiva circulación de cepas de E.coli O157 del clado 8, el cual es caracterizado como hipervirulento. Estas cepas son responsables de una enfermedad más severa, de progresión rápida y altos porcentajes de hospitalización, que dificultaría el diagnóstico durante la primera fase de diarrea, detectándose el agente etiológico recién establecido el SUH. Un reciente informe del Sistema Integrado de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud describe la situación del SUH a la semana epidemiológica (SE) 42 del año 2016. Por la interacción entre distintas fuentes de información y el chequeo constante de los datos, pueden registrarse modificaciones en los totales nacionales y algunos cambios en la información provincial que hasta el momento no han alterado significativamente las tendencias que se venían observando. En el informe se expone la información proveniente de las tres estrategias de vigilancia del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) existentes actualmente para el evento analizado: módulo de Vigilancia Clínica (C2), módulo de Vigilancia por Laboratorios (SIVILA) y módulo de Unidades Centinela (UC-SUH). En este informe se consolidan los datos contenidos en tres bases y se revisan registro por registro a partir de algunas claves tales como el documento nacional de identidad, nombre y apellido de los afectados, así como otros datos de interés. Se utiliza como referencia temporal la fecha de inicio de los síntomas. Observando la serie de los últimos 10 años, puede constatarse una tendencia a la disminución de los casos notificados a nivel agregado para el país, siendo la mediana de la tasa de notificación para todo el periodo de un caso cada 100.000 habitantes y la mediana de casos notificados de 428. El año con mayor cantidad de casos notificados fue 2008 con 543, y el año con menor cantidad 2015, con 337 casos notificados. La mediana de casos notificados en menores de 5 años para el periodo 2010-2015 fue de 306, mientras que la tasa de notificación fue de 8,5 casos cada 100.000 habitantes/año. Durante el año 2016 hasta la SE 42, se notificaron al SNVS 215 casos, siendo esta cifra inferior a lo notificado en los años 2010 a 2015. En el periodo de estudio, hasta la SE 42, se registró un descenso de los casos notificados en 2013 para luego aumentar hacia 2014, volviendo a descender en 2015 y 2016 con los casos notificados hasta la fecha. La mediana de casos para el periodo fue de 273. La mediana de casos notificados en menores de 5 años para el periodo 2010-2016 hasta la SE 42 fue de 212 casos. Durante el período 2011-2015, el 39,5% de los casos notificados se concentra en el grupo etario de 2 a 4 años, seguido por el grupo de 1 año con 28,9% de los casos notificados. La mayor tasa de notificación correspondió al grupo de 1 año, con 15 casos cada 100.000 habitantes/año. Durante el año 2016 hasta la SE 42, 39% de los casos notificados se concentra en el grupo de entre 2 y 4 años, seguidos por el grupo de 1 año con 27% de los casos notificados. La mayor tasa específica de notificación corresponde a este último grupo con 7,9 casos cada 100.000 habitantes. La distribución porcentual de los casos notificados según sexo durante el periodo 2011-2015 presenta un leve predominio femenino, con 54% de los casos. Para el año 2016, hasta la SE 42, este predominio se acentúa, llegando a 64% de los casos. 4 La curva de notificación de 2016 se ha mantenido entre las zonas de seguridad y éxito durante las 11 primeras cuatrisemanas epidemiológicas del año. La región Centro acompaña las tasas de notificación registradas para el total nacional, con una leve tendencia descendente. La región sur presenta las tasas de notificación más elevadas, y luego de mostrar una disminución de la tasa de notificación entre 2010 y 2013, registra un ascenso de las notificaciones hacia el año 2015. La región Cuyo mantiene tasas por encima del total nacional en los últimos tres años. Las regiones NOA y NEA transcurren por debajo del total nacional durante periodo analizado. Durante el año 2015 se han notificado 337 casos, mientras que en 2014 se notificaron 412 casos. La provincia de Chubut registra la tasa de notificación más alta de 2015, seguida por Neuquén, Tierra del Fuego y Santa Cruz, las cuatro jurisdicciones correspondientes a la región sur del país. Hasta la SE 42 del año 2016 se han notificado 215 casos de SUH, mientras que en el mismo periodo de 2015 se notificaron 273 casos. La tasa de notificación más elevada en 2016 hasta la SE 42, corresponde a la provincia de Chubut, seguida por Mendoza, La Pampa y Córdoba, aunque estas tasas pueden presentar gran variabilidad por el pequeño número de casos. Fuente: Reporte Epidemiológico Nº1840, MSAL

diciembre 5, 2016

Casos de Hidatidosis en Viedma, Río Negro

El Departamento de Zoonosis de Viedma, en la Provincia de Río Negro, ha informado sobre la detección de dos casos de Hidatidosis en niños que viven en barrios periféricos de la ciudad. La Hidatidosis es una enfermedad zoonótica, producida por un parásito intestinal que se transmite de los animales rumiantes al hombre a través del perro, que come las vísceras infectadas de los animales. En general ha sido una enfermedad endémica en zonas rurales. Las autoridades sanitarias han comenzado las tareas de prevención y profilaxis recomendadas, en especial la desparasitación de los perros. Entre los años 1997 a 2015, se detectaron 672 casos en toda la provincia. De estos, 86 correspondieron a menores de 15 años diagnosticados en el periodo 2006-2015, mientras que en las etapas comprendidas entre 2006, 2009, 2011 y 2014, se registró un promedio de 11 a 13 casos anuales. Parecería recomendable volver a la educación sanitaria, sobre todo en las escuelas para facilitar la prevención de estas enfermedades que son propias del subdesarrollo. Fuente: Reporte Epidemiológico Nº 1829

noviembre 1, 2016

Cinco casos de Triquinelosis en San Luis, Argentina

La Autoridad del Ministerio de Salud de la Provincia de San Luis, ha informado sobre la ocurrencia de 5 casos de Triquinelosis ocurridos en la ciudad de San Luis en 3 jugadores de fútbol y 2 vecinos del lugar. Todos los casos están relacionados a la ingesta de carne de cerdo adquirida en un comercio que no contaba con la debida inspección sanitaria. Se decomisaron más de 100 kg. de carne de cerdo y se clausuró el establecimiento en forma preventiva. Las personas afectadas fueron atendidas en el hospital del lugar y ya se les ha dado de alta. Desde julio se han registrado 11 casos de Triquinelosis en San Luis. Fuente: Reporte Epidemiológico

octubre 7, 2016

Psitacosis en Coronel Suarez, Argentina

Se ha confirmado un caso de Psitacosis en una persona que transportaba 2 loros desde Salta a esa ciudad. El paciente, actualmente internado es un hombre de 50 años, está ahora fuera de terapia intensiva y en recuperación. La Psitacosis, es una enfermedad infecciosa, aguda causada por una Clamidia (Clamydophila psittaci), eliminada con los excrementos de las aves infectadas (loros, papagayos, palomas, canarios, jilgueros, gorriones). La infección a humanos ocurre a través de las vías respiratorias. Fuente: Reporte Epidemiológico

octubre 7, 2016

Nuevo caso de Leishmaniosis Visceral en Corrientes

Se ha detectado el primer caso de Leishmaniosis Visceral del año en Corrientes, en un niño de 18 meses. El paciente está internado en el hospital local bajo tratamiento específico. Luego de la notificación del caso se han tomado las medidas sanitarias recomendadas para la desinfección y eliminación de portadores (perros) en la zona donde está la vivienda del paciente. Seguir leyendo...

Seguir leyendo

octubre 7, 2016

EDITORIAL: Novedades sobre las enfermedades priónicas de los animales y el hombre.

Las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (o TSE en inglés) conforman un grupo de enfermedades único, de carácter neurodegenerativo e infeccioso. Presentan heterogeneidad como ningún otro grupo, tanto en la amplitud de especies huésped susceptibles (bovinos, ovinos, cérvidos, primates, felinos y humanos); su etiología (modos de contagio); sus formas de presentación clínico-patológica; y su potencial enzoótico y zoonótico (contagio entre especies y contagio a humanos). Las primeras descripciones de una TSE con repercusiones económicas de importancia, primero en la industria de la lana, corresponden al Scrapie ovino (aproximadamente, año 1750). Posteriormente la forma bovina (1986 en adelante) que contiene más de un síndrome. Se ha avanzado en el conocimiento de estas enfermedades, existen modos de reconocerlas afianzados y tecnologías diagnósticas de certeza. Simultáneamente, las investigaciones continúan, porque quedan preguntas importantes sin responder relacionadas con el mecanismo de propagación dentro del animal huésped; la latencia; las vías de contagio en condiciones naturales; los suelos contaminados con el agente; las formas subclínicas, entre otras. Entre los síndromes que afectan a los bovinos, el comúnmente llamado "mal de la vaca loca" o "vaca loca" es un nombre genérico pero no se trata de una única entidad, el cuadro es complejo, existen distintas cepas. Estas cepas no se comportan igual en todos los modelos de caracterización (primates; ratones transgénicos; otros) la incertidumbre respecto a su peligrosidad varía y es motivo de debate. Desde su identificación en 1986 y durante casi dos décadas se asumió que la BSE era producida por una única cepa priónica, la BSE-C (C de clásica). Pero a medida que el conocimiento y la casuística aumentaron se identificaron dos nuevas cepas atípicas del ganado bovino: la Bovine Amyloidotic Spongiform Encephalopathy (de sigla BASE, también llamada BSE-L) y la BSE-H en Francia e Italia en 2004. Y más recientemente otra cepa en Suiza en 2012 con experimentos en curso. Estos síndromes bovinos tienen como común denominador el metabolismo alterado de la proteína prion, pero difieren en sus modos de presentación clínica, tiempos de incubación, capacidad de contagio inter e intra-especies; entre otras variables. Se ha demostrado que la leche y el calostro son una vía de contagio en condiciones naturales en el caso puntual del Scrapie de los ovinos, contrario a la creencia general de que estas enfermedades no se transmiten por leche con relación a los bovinos (en la BSE). Además de los síndromes ovinos y bovinos existen formas que afectan a otras especies como la Enfermedad desgastante crónica de los Cérvidos (o Caquexia Crónica/CWD) que si bien no reviste la misma importancia económica, potencialmente pueden ser un reservorio del agente transmisor a nivel enzoótico. Un trabajo reciente estudia como priones excretados por un animal enfermo (ciervo con CWD) permanecen en el suelo, son incorporados por pastos e infectan a un animal sano (hamsters salvajes, un modelo mamífero de laboratorio), además los priones muestran una adherencia preferencial por la superficie y tallos vegetales (pastos) lo que hace posible esta vía de infección horizontal comprobada en el estudio. Este año, en abril de 2016, Noruega declaró la detección del primer caso salvaje de Caquexia Crónica de los Cérvidos (Enfermedad Crónica Desgastante/CWD en ingles) en Europa, una enfermedad del grupo TSE. El animal, un reno, hallado muerto y diagnosticado casualmente pertenecía al grupo salvaje monitoreado por collar. El diagnóstico fue realizado en el Instituto Veterinario Noruego. La enfermedad es bien conocida en América del Norte en otros cérvidos. No sólo fue la primera detección de CWD en Europa sino que además de la primera detección de infección natural en renos en todo el mundo. El hallazgo ha puesto sobre aviso que la enfermedad, endémica en EE.UU., de algún modo logró propagarse. Hasta 2015, la BSE clásica era única zoonosis probada del grupo TSE. La transmisión inesperada de una cepa natural de Scrapie en un modelo macaco con período de incubación asintomático de casi 10 años ha si motivo de alerta en la comunidad científica. El perfil de la enfermedad es similar al Creutzfeldt-Jakob esporádico humano mostrando el potencial zoonótico del Scrapie. La observación de este reporte no es suficiente para establecer una correlación epidemiológica pero demuestra que el Scrapie es efectivamente transmisible a un primate con tiempos de incubación coherentes con una TSE. Sabemos que la aparición de un solo caso de TSE es suficiente para cambiar de categoría de calidad “libre de riesgo”, otorgada a un país, con todas las pérdidas comerciales y consecuencias en el sector productivo y sociales adyacentes. El Programa de Prevención de las TSE en Argentina cumple un protocolo riguroso evaluado por veedores internacionales para sostener la categoría de riesgo de enfermedad insignificante. Los círculos profesionales y científicos, junto con las industrias involucradas (del sector agropecuario e industrias de valor agregado derivadas) siguen de cerca la incidencia de estas enfermedades, los últimos descubrimientos y la concientización acerca del modo de propagación y distinción de otras enfermedades que pueden presentar sintomatologías en común. Es necesario continuar en la vigilancia y la concientización de los actores sociales involucrados para sostener el estatus alcanzado que garantiza la competitividad de los productos argentinos a nivel mundial. Se agradece la colaboración editorial del Dr. Christián Begué. Fuente: PROSAIA

julio 7, 2016