Epidemiología

Brote de Fiebre Aftosa en Túnez

Las autoridades veterinarias de Túnez han reportado nuevos brotes de Fiebre Aftosa en ese país. Siete brotes han sido identificados en las poblaciones de Sfax, Jendouba, Kairouan, Mannouba y Medenine. Las autoridades informaron la ocurrencia de 37 casos positivos y el serotipo identificado es el tipo "O". Por el momento, la principal hipótesis es que el movimiento ilegal de animales ha sido la causa principal de los brotes. Las autoridades han impuesto las siguientes medidas de control para evitar la difusión del virus: cuarentena, control de movimiento dentro del país, vacunación en respuesta a los brotes y la desinfección de áreas infectadas. Ninguno de los animales afectados ha recibido tratamiento.

Fuente: OIE

agosto 4, 2014

Un brote de Fiebre Aftosa fue identificado en Vietnam

Un brote de Fiebre Aftosa ha afectado a múltiples animales domésticos en la villa de Quang Tien, Vietnam. Estos animales demostraron signología acorde a la enfermedad como, fiebre alta, ampollas en la boca y patas y secreción excesiva de saliva. La investigación epidemiológica realizada demostró que una vaca perteneciente a un rebaño de ganado del pueblo de Bui Xuan Tiep había introducido la enfermedad después de ser comprada en la norteña provincia de Thai Nguyen. Las autoridades sanitarias locales instaron a desinfectar el medio ambiente en las explotaciones. Además, se han vacunado a más de 300 vacas en la localidad para contener la enfermedad; y se establecieron puestos de control para prohibir la venta, el transporte y sacrificio de los animales enfermos a otras áreas.

Fuente: Saigon Daily, Vietnam

agosto 4, 2014

Corea del sur reporta un nuevo brote de Fiebre Aftosa en su territorio

Corea del Sur confirmó la ocurrencia de un brote de Fiebre Aftosa en una granja de cerdos ubicada en el sureste del país. Es esta una nueva aparición en más de tres años de esta enfermedad vírica que afecta al ganado. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales confirmó el brote en una granja de cerdos de la localidad de Uiseong, provincia de Gyeongsang del Norte. El examen realizado a los animales también confirmó que el brote fue causado por la cepa de tipo O de la Fiebre Aftosa. El Ministerio indicó en su comunicado que serán sacrificados alrededor de 600 cerdos que presentaron síntomas de esta enfermedad en esta granja. El anuncio del nuevo brote de Fiebre Aftosa se produce sólo dos meses después de que Corea del Sur adquiriera el estátus de país libre de esta enfermedad, después de más de tres años sin detectar un sólo incidente. Los últimos brotes de esta enfermedad se detectaron en abril de 2011 y desde entonces las autoridades surcoreanas habían logrado evitar nuevos brotes. La Fiebre Aftosa es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta a los animales ungulados, especialmente cerdos y vacas. Corea del Sur se vio afectado en 2010 y 2011 por el virus, que ya había golpeado seriamente al país en los años 2000 y 2002 con pérdidas de cientos de millones de dólares.

Fuente: OIE, Globovisión

agosto 4, 2014

Nuevo informe de la Agencia Europea para la seguridad alimentaria (EFSA) sobre al Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB/BSE) atípica

La EFSA ha hecho público un informe científico de sus expertos sobre las investigaciones de laboratorio sobre la distribución de las lesiones del EEB/BSE denominado “atípico”. El informe concluye en que no hay suficiente información para la diferenciación entre la EEB/BSE clásica y las formas atípicas (H y L) y en que hasta hoy la información obtenida indica que las res formas identificadas son infecciosas y pueden ser transmisibles. Se recomienda la lectura complete del informe.

Fuente: EFSA

agosto 4, 2014

La OIE avanza en el control de las enfermedades de las abejas

En todas las regiones del mundo, la apicultura forma parte integral de la agricultura, ya sea como actividad principal o complementaria. A menudo, se practica a pequeña escala y constituye un modo de producción tradicional en numerosos países. El tamaño de las empresas apícolas depende del contexto socioeconómico: en ciertos países, bastan veinte colonias de abejas para la subsistencia de una familia completa, mientras que, en otros, una sóla empresa puede contar hasta con 2.000 colmenas.

La miel y la jalea real son un ejemplo de alimentos de gran valor, fruto de las actividades melíferas. Además, las abejas tienen una función preponderante en el equilibrio de los ecosistemas, puesto que son las principales polinizadoras de las plantas, tanto silvestres como cultivadas, y facilitan así su perennidad y la biodiversidad. Gracias a las abejas, el hombre obtiene cosechas abundantes de frutas y verduras, lo que contribuye a la seguridad alimentaria mundial.

La desaparición de estos polinizadores clave, ya sean de cría o salvajes, representaría un desastre en términos biológicos, agronómicos, medioambientales y económicos. Preservar la buena salud de estas poblaciones de insectos polinizadores, que agrupa más de 17.000 especies referenciadas, constituye un desafío sanitario crucial que merece toda la atención de la comunidad mundial. Es muy difícil diagnosticar y controlar las enfermedades de las abejas melíferas que viven únicamente como colonias altamente socializadas. Las observaciones clínicas y de diagnóstico son aún más determinantes en este campo que para otras especies del reino animal.

A pesar de enfrentarse a grandes dificultades, se observa que, pese a la función esencial de las abejas, se presta menos atención a la apicultura que a otros sectores de la producción animal.

De hecho, la evolución de las prácticas agrícolas tiene grandes consecuencias sobre las poblaciones de abejas e insectos polinizadores silvestres. En casi todos los casos, las enfermedades de las abejas son elementos agravantes de otros factores que contribuyen a la destrucción de las colonias, como el uso no responsable de los pesticidas. El incremento de las superficies cultivadas por polinizar intensifica el recurso a la apicultura migratoria, lo que agrava las dificultades de control de las enfermedades y favorece la transmisión de enfermedades entre las colonias. Por su parte, el desarrollo de monocultivos genera un empobrecimiento de las especies vegetales cultivadas y, por lo tanto, de los nutrientes disponibles para las colonias.

La contaminación medioambiental, de todo tipo, también constituye una fuente de intoxicación para las abejas y de debilitación de las colonias. Esta situación se asocia con una falta de interés de las empresas farmacéuticas, un arsenal terapéutico limitado, y con la ausencia de formación de numerosos apicultores cuya pasión y empirismo no siempre pueden compensar la carencia de conocimientos de orden técnico. De este modo, se falla en la detección de los primeros síntomas de enfermedades y en la aplicación de las medidas de bioseguridad apropiadas dentro de las colmenas, y, desgraciadamente, se impulsa el uso inadecuado de productos terapéuticos.

Frente a esta inquietante situación, y teniendo en cuenta su mandato de mejorar la sanidad y la protección de los animales en el mundo y, a la vez, luchar contra la pobreza y el hambre, recientemente, la OIE reafirmó su compromiso con el sector e integró la mortalidad y las enfermedades de las abejas como una de las prioridades de su Plan Estratégico 2011-2015. No obstante, la salud de las abejas no es un tema nuevo para la OIE: la primera resolución al respecto fue adoptada en 1947 por los Delegados de los Países Miembros.

Más allá de la muy mediatizada disminución de las colonias de abejas melíferas durante estos últimos años en América del Norte, Europa o Japón, la OIE realiza un trabajo de fondo destinado a brindar a los servicios veterinarios de todo el mundo recomendaciones coherentes y basadas en fundamentos científicos en cuanto a las enfermedades de las abejas y las precauciones que se deben tomar para evitar la transmisión transfronteriza.

Es un hecho que la mundialización de dichas enfermedades se explica, sobre todo, por la falta de control por parte de los servicios públicos de los intercambios transfronterizos de los genitores, el material genético o los productos derivados de la agricultura. Resulta primordial recordar que, en general, la mortalidad de las abejas se debe a las enfermedades habituales, entre ellas, las 6 principales infestaciones de la Lista de la OIE causadas por: Acarapis woodi, Paenibacillus larvae, Melissococcus plutonius, Aethina tumida, Tropilaelaps spp. y Varroa spp. El ácaro Varroa, pequeño artrópodo responsables de la Varroasis, ya ha invadido casi todo el planeta y provoca, sólo o asociado a otros factores de origen viral o químico, daños considerables en las abejas a escala mundial.

Por lo tanto, se han elaborado normas sanitarias internacionales relativas a estas enfermedades, democráticamente adoptadas por los 178 Países Miembros. En particular, este trabajo permite establecer certificaciones oficiales que aporten garantías confiables para los intercambios comerciales de genitores, material genético o productos de la apicultura.

Asimismo, la OIE promueve un refuerzo de las capacidades de los Servicios Veterinarios nacionales, con el fin de mejorar la calidad de la vigilancia de las colmenas y las observaciones realizadas en el terreno. Con esta perspectiva, todos los años, se organizan talleres de formación y la red de expertos de la Organización se pone a disposición de los Países Miembros interesados.

La notificación de los eventos sanitarios por parte de los Países Miembros de la OIE es una obligación estatutaria. La transparencia de la información sanitaria es una condición primordial para la gestión de las enfermedades debido al mayor riesgo de propagación de las enfermedades resultado de la trashumancia de las colonias, el comercio regional e internacional de las abejas vivas, el material genético y apícola y los productos de la colmena. El comercio de reproductores o huevos por internet y por remesa constituye un poderoso factor de mundialización de las enfermedades de las abejas.

Cabe destacar la contribución de la OIE a la difusión mundial de la información técnica y científica gracias a sus publicaciones consultables en línea, de forma gratuita.

La preservación de la salud de las abejas, ya sean de cría o salvajes, forma parte de la buena gestión del medioambiente, la seguridad alimentaria y la valorización de la agricultura mundial. Dejar este aspecto de lado y transformarse en mero testigo de la disminución de las poblaciones de abejas en nuestro planeta traería graves consecuencias, tanto medioambientales, como agronómicas y económicas. La armonización de la gestión sanitaria de las abejas merece toda la atención por parte de la comunidad internacional, puesto que preservar las abejas es preservar nuestro futuro.

Fuente: OIE

agosto 3, 2014

Rabia en murciélagos de Alaska (EE.UU.)

En un muestreo de murciélagos en la isla de Prince of Wales, en Alaska, EE.UU., se ha detectado la presencia de virus rábico en algunas de las muestras obtenidas en murciélagos Myotis. En los años 1993 y 2006 se había comprobado la infección en varios murciélagos del sur de Alaska. Estos murciélagos tienen uno de los ambientes más restringidos, sin embargo pueden morder a otros mamíferos. El virus rábico de los murciélagos puede ser diferenciado del que se mantiene en la población de mamíferos, sin embargo la evolución del virus puede confundir sobre el origen. Las evidencias genéticas indican que el virus rábico ha infectado a los murciélagos del Nuevo Mundo desde hace mucho tiempo. El pasaje del virus de una especial a otra no es común, y de concretarse es de muy difícil mantenimiento.

 

Fuente: ProMed Mail, News Miner, EE.UU., HealthMap

agosto 3, 2014

Setenta y cinco científicos del gobierno EE.UU. quedaron expuestos al ántrax

Las autoridades de EE.UU. investigan una falla en el protocolo de tratamiento de muestras de esta bacteria que dejó en riesgo a los profesionales de un laboratorio de Atlanta, Georgia. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos informó del episodio y aseguró que los 75 científicos están recibiendo el tratamiento adecuado para prevenir una infección. La potencial exposición se produjo por una falla en los protocolos de seguridad. Un grupo de investigadores no habría seguido las reglas para el tratamiento de la bacteria y una muestra con esporas de ántrax habría llegado a un laboratorio con menor nivel de seguridad y sin equipamiento adecuado. En 2001, cartas que contenían un polvo blanco empezaron a aparecer en las oficinas gubernamentales de los Estados Unidos y otros países de Europa, lo que desató el pánico. Esos sobres trasportaban esporas de la bacteria Bacillus anthracis, que produce la enfermedad mortal conocida como Ántrax. La forma más letal del Ántrax se da cuando se inhalan las esporas, porque éstas llegan a los ganglios linfáticos a través de los pulmones, allí se multiplican y liberan toxinas. Debido a la mortalidad del Ántrax, la ONU también califica a esta enfermedad como un arma biológica de categoría A.

Fuente: The Guardian

julio 5, 2014

Argentina identificará a los animales que se encuentren en áreas libres de Fiebre Aftosa sin vacunación

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) informa a los productores ganaderos ubicados en la región Patagonia Norte “A”, recientemente reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como ”área Libre de Fiebre Aftosa sin vacunación”, que para la identificación de los bovinos dentro de este territorio deberán utilizar caravanas de color verde. En este sentido, la Resolución SENASA 754/2006 establece que el verde identifica a “los animales cuyos establecimientos de nacimiento no se hallen alcanzados por la vacunación contra la Fiebre Aftosa”. Por esta razón los productores tendrán tiempo hasta el 30 de septiembre de este año para utilizar las caravanas de color amarillo que pudieran tener stock, ya que a partir del 1 de octubre no serán válidas y deberán devolverlas en las oficinas del SENASA. A partir del nuevo estátus zoosanitario, los productores de la zona descripta que soliciten la confección de caravanas deben requerirlas de color verde, para lo cual previamente tendrán que presentarse en la oficina SENASA para reinscribirse en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA). A partir de este trámite serán emitidas por el Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) las credenciales ante del RENSPA con el código verificador.

Fuente: SENASA

julio 5, 2014

Argentina mantiene su condición de país de “Riesgo insignificante de Encefalopatía Espongiforme Bovina”

Ante la confirmación de un caso de Vaca loca/Encefalopatía Espongiforme Bovina (BSE) notificado por el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento del Brasil (MAPA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) de la Argentina informa que ha reforzado las habituales acciones de control que lleva adelante, desde hace varios años, en la importación de mercancías de riesgo procedentes del vecino país, con el fin de prevenir la probabilidad de ingreso de la enfermedad. La aparición de un segundo caso de BSE en Brasil no impacta en la situación sanitaria favorable de la Argentina, donde nunca se han detectado casos en animales ni en humanos. Asimismo, cabe señalar que, en los últimos 7 años, sólo se han importado desde Brasil gelatinas de cuero y otras vísceras o desechos de faena en pequeñas cantidades (como el colágeno y cartílagos), siendo todas ellas mercancías que no se consideran de riesgo con relación a estas enfermedades. En este mismo período no ha habido importaciones de bovinos vivos procedentes del país vecino. El pasado 14 de abril, el Laboratorio Nacional de Referencia para las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET) de Brasil emitió un diagnóstico positivo en una muestra de tejido nervioso bovino confirmado posteriormente por uno de los Laboratorios de Referencia de BSE, de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). La confirmación por pruebas de inmuno-histoquímica demostró que los datos disponibles apoyan a una clasificación presuntiva de H-EEB (Encefalopatía Espongiforme Bovina) atípica. De acuerdo a lo informado por el MAPA, el caso corresponde a una vaca de 12 años, nacida y mantenida en la misma propiedad en Matto Grosso do Sul, con un sistema de producción de tipo extensivo, que fue remitida a frigorífico por problemas reproductivos. El animal llegó en decúbito esternal y fue sometido a sacrificio de emergencia, tomándose las muestras conforme los protocolos de vigilancia de la EEB. En el marco de las acciones de prevención del ingreso, existe una “Metodología de evaluación de riesgo de introducción de EEB a través de importaciones de animales vivos, su material reproductivo, productos, subproductos y derivados de origen animal y mercancías que los contengan (Resolución SENASA 117/2002 y modificatorias)”, que define su autorización de importación.

Fuente: SENASA

julio 5, 2014

Inmunizarán contra la rabia a más de dos millones de animales de compañía en Bolivia

El Ministerio de Salud de Bolivia anunció que se llevará a cabo una campaña de vacunación que permitirá inmunizar contra la rabia a más de dos millones de animales de compañía. El director de Servicios Generales de Salud, Rubén Colque, destacó el desembolso de tres millones de bolivianos (más de 430 mil dólares) para la adquisición de 2.000.050 dosis de vacunas y agregó que en la campaña trabajarán más de 15 mil brigadas, en los nueve departamentos del país. Las vacunas fueron elaboradas en el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud de este país (Ilasa) y pidió a la población su respaldo en la campaña. En lo que va del año, se registraron en Bolivia 130 casos de rabia humana, la mayor cantidad de ellos en el departamento de Santa Cruz, seguido de Oruro, aunque en la zona del altiplano se reportaron casos en llamas. La rabia es una enfermedad viral, aguda, infecciosa y viral del sistema nervioso central, que causa encefalitis aguda con una mortalidad cercana al 100%. Estos virus (Rabdovirus) están difundidos por todo el planeta y ataca a mamíferos, tanto domésticos como salvajes, incluyendo también al ser humano, y se puede encontrar en la saliva y en las secreciones de los animales infectados y se transmite al hombre cuando los animales enfermos lo atacan y provocan alguna lesión por mordedura.

Fuente: FM Bolivia

julio 5, 2014

Investigadores del ARS-USDA estudian una nueva clase de producto para desparasitar a los animales

Investigadores del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y de la Universidad de California desarrollaron un experimento con cerdos infectados con nematodes intestinales, en el cual se descubrió que las larvas de estos nematodes intestinales fueron incapacitadas o destruidas y que la infestación fue casi completamente eliminada después de ser aplicadas dos dosis de una proteína bacteriana. Los animales estaban infestados por el nematode porcino Áscaris suum, el cual es genéticamente similar a A. lumbricoides. Este último es una especie de nematode que infecta a aproximadamente mil millones de personas mundialmente. Se considera la infección con A. suum en los cerdos como un buen modelo para estudiar la infección con A. lumbricoides en los seres humanos porque estos dos gusanos hacen una migración similar por el cuerpo desde el intestino. Durante los experimentos, los investigadores usaron una proteína cristalina llamada Cry5B que es obtenida de la bacteria Bacillus thuringiensis. La proteína Cry5B es considerada como no tóxica para los vertebrados y los mamíferos. La dosis usada en el experimento es comparable a la gama de dosis usada en los medicamentos antiparasitarios comerciales disponibles. Estos resultados demostraron el potencial de Cry5B para tratar la infección con Áscaris en los cerdos y de funcionar eficazmente en el tracto gastrointestinal de los seres humanos, según los investigadores. El grupo describió sus hallazgos en un artículo publicado en el 2013 en la revista científica "PLOS: Neglected Tropical Diseases".

Fuente: USDA

julio 5, 2014

Se infiere la ocurrencia de decenas de miles de casos de Fiebre de Chikungunya en las Américas

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) está trabajando con los países de las Américas en la respuesta a la aparición del virus del Chikungunya, que se transmite por la picadura de mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus. Esta afección provoca fiebre alta, dolor en las articulaciones, erupción en la piel, dolor de cabeza y muscular. El primer caso de transmisión autóctona en las Américas se confirmó el 6 de diciembre de 2013. La región de Centroamérica está amenazada por la expansión de la Chikungunya, enfermedad que hasta hoy impactó a más de 4500 personas (casos confirmados) y causó la muerte de 14 en este hemisferio, sobre todo en la región caribeña. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó de la presencia del mal en El Salvador, donde afectó a unas 1119 personas, en tanto Nicaragua y Costa Rica toman previsiones por la sospecha de posibles casos de la enfermedad. Con sólo seis meses de incidencia en esta parte del mundo, a donde llegó tras expandirse por África y Asia, la enfermedad producida por el virus Chikungunya acumula varias muertes: nueve en Martinica, tres en San Bartolomé, uno en República Dominicana y uno en Guadalupe, acorde con datos de la OPS. Esa organización regional además reportó hasta el momento 18 casos en República Dominicana, donde se sospecha de la existencia de otros 77320, y 14 confirmados en Haití a pesar de la posibilidad de contar hasta 11802 en ese territorio. Se informo además la ocurrencia de siete casos importados en Brasil, dos en Panamá, dos en Venezuela y dos en Chile, a los que se suman los seis reportados por las autoridades de Cuba. El Ministerio de Salud Pública de Cuba de la presencia del virus en la isla y precisó que los casos detectados fueron importados desde República Dominicana y Haití. Según la Agencia de Salud Pública Caribeña (Carpha, en inglés), en Guyana Francesa hay 319 casos confirmados, 129 en Dominica, 142 en San Bartolomé, 1515 en Martinica, 1328 en Guadalupe, 793 en la parte francesa de San Martín y 343 en la zona holandesa. Además se han detectado casos en Anguila, Antigua y Barbuda, Aruba, Barbados, las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses, Guyana, Puerto Rico, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, y Turcas y Caicos. Por su parte, Puerto Rico reportó 23 casos y Estados Unidos admitió la existencia de 80 casos importados, así como la posibilidad de que aumenten los brotes en el sur de ese país por la prevalencia de los vectores transmisores de ese mal para el cual todavía no existe cura ni vacuna. Autoridades sanitarias de México, Perú, Venezuela y Nicaragua también han reportados diversos casos de enfermedad en sus territorios. La OPS/OMS recomienda a los países que posean poblaciones autóctonas del mosquito trasmisor que establezcan y mantengan la capacidad para detectar y confirmar casos, diagnosticar y tratar a los pacientes, e implementar una efectiva estrategia de comunicación con la población para reducir la presencia del mosquito. También está recomendando a los países que fortalezcan la capacidad a nivel de laboratorio para detectar el virus de manera oportuna.

Fuente: PAHO, Prensa Latina, Cuba

julio 5, 2014

La Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB/BSE)

En la 82º Sesión General de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), Argentina convalidó nuevamente el estátus sanitario para la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB/BSE) como país de “riesgo insignificante”, calificación de privilegio, compartido por un limitado número de países en el mundo y la región. Sobre la Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (TSE), de las que EEB/BSE es una de las enfermedades del grupo, se conoce muy poco, y lo que se conoce crea más incertidumbre que seguridad. El agente etiológico es un prión, tiene potencial zoonótico (se transmiten al hombre y en el caso de la EEB/BSE la enfermedad en el hombre se denomina vCJD), tiene un largo periodo de incubación (años), no hay métodos de prevención y curación y su desenlace siempre es fatal. Esta síntesis permite diferenciar claramente a la EEB/BSE de enfermedades como la Fiebre Aftosa, de la que se conoce mucho, se la reconoce fácilmente, es de fácil transmisión, no es una zoonosis, es fácilmente prevenible y controlable y raramente es fatal en los animales. La preocupación principal sobre esta enfermedad es su transmisión por vía alimentaria a otras especies animales, incluidos los seres humanos. Ya se han registrado en el mundo más de 250 casos de vCJD en humanos en los países que han registrado casos de EEB/BSE. Es por ello importante contar con eficientes mecanismos de prevención y control a nivel nacional para asegurar la salud pública y animal. De los países afectados por la EEB/BSE, sólo aquellos que han empleado estrictas medidas de control (vigilancia activa y pasiva, diagnóstico y eliminación de reaccionantes y sus cohortes) con un enorme esfuerzo económico y organizacional de su sistema sanitario, están pudiendo controlar la epidemia. La EEB/BSE es la epidemia que más ha costado y cuesta controlar desde que se tiene memoria. La Argentina ha desarrollado un eficiente programa de prevención y control en vigencia desde hace más de 20 años incluyendo tanto la vigilancia en animales (EEB/BSE) como en humanos (vCJD), no habiéndose detectado ningún caso en animales ni en humanos a la fecha. El programa desarrollado contó con el asesoramiento de expertos nacionales y extranjeros de primer nivel, y además tuvo el reconocimiento de OIE al designar uno de sus laboratorios de referencia para las TSE de Argentina, sitó en INTA Castelar. Esta acción interinstitucional (Ministerio de Agricultura, PROSAP, SENASA, INTA y FLENI) desarrollada a lo largo de los años ha sido reconocida internacionalmente y le da un carácter distintivo a la condición sanitaria de la ganadería argentina. A la luz de los últimos acontecimientos en la materia, parecería que se deberían revisar los resultados de las investigaciones más recientes a fin de analizar la posibilidad de actualizar los conceptos científicos que rigen las normativas nacionales e internacionales, en particular la definición y alcances de los “casos atípicos”, la valoración de los sistemas de vigilancia de la vCJD en humanos y sobre todo el eficaz cumplimiento de las regulaciones sobre el control de alimentos en animales. En tanto que resulta altamente recomendable continuar y ampliar los alcances del proyecto de prevención y control de las TSE en Argentina como forma de certificar el estátus sanitario alcanzado.

Fuente: OIE, OIE (2), CDC, ProMED Mail, OIE (3), OIE (4)

julio 5, 2014

Se detecta la ocurrencia de la Fiebre de Chikungunya en El Salvador

Las autoridades sanitarias de El Salvador confirmaron el 14 de junio de este año, tras pruebas de laboratorio locales, la aparición en el país de la Fiebre Chikungunya, que causa síntomas similares al Dengue. Las muestras “deben de ser confirmadas” en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta, Estados Unidos. La funcionaria añadió que los casos de Fiebre Chikungunya detectados por el MINSAL, han sido hallados en el llamado cantón El Zapote Abajo, en las afueras de la ciudad de Ayutuxtepeque, en la periferia norte de la capital, San Salvador.

Fuente: ElSalvador.com, Boletín Epidemiológico de Córdoba 1377.

julio 5, 2014

Un brote de Fiebre de Chikungunya afectó a más de 77000 personas en República Dominicana

Las autoridades sanitarias de República Dominicana informaron que el número de personas afectadas por la Fiebre Chikungunya ascienden a más de 77000 personas. Tras una reunión de emergencia con autoridades del sector, el ministro de Salud, Freddy Hidalgo, dispuso reforzar los servicios médicos con personal e insumos en aras de tener respuestas más rápidas ante el problema. El trabajo está dirigido a eliminar las posibilidades de multiplicación del mosquito Aedes aegypti, trasmisor de la enfermedad, recalcó el titular, quien pidió paciencia a la población. José Moya, representante de la Organización Panamericana de La Salud (OPS/WHO), comentó que ese insecto no es exclusivo de República Dominicana pues se encuentra desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Chile. La Fiebre de Chikungunya causada por un arbovirus de la familia Togaviridae, cuyos síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza, en las articulaciones y los músculos, y erupciones en la piel, es una enfermedad emergente en América, siendo endémica en África y Asia. Fuentes médicas afirman que el padecimiento rara vez resulta grave y no existen vacunas ni tratamiento específico, por lo cual su manejo es sintomatológico. La OPS confirmó en diciembre 2013 los primeros casos no importados de Fiebre Chikungunya en la parte francesa de la isla caribeña de San Martín, en las Antillas Menores, a unos 240 kilómetros al este de Puerto Rico.

Fuente: Prensa Latina, Cuba

julio 5, 2014

La EU abre el mercado a la entrada de carne bovina Paraguaya

El embajador de la EU en Paraguay, anunció sobre la apertura del mercado de la EU a la carne bovina paraguaya desde el mes de julio de este año. Este anuncio viene como resultado de la reciente auditoría de la EU al sistema sanitario paraguayo que se encontraba cerrado desde los últimos focos de Fiebre Aftosa de 2011.

Fuente: ABC, Paraguay

julio 5, 2014

Brote de Estomatitis Vesicular en EE.UU.

El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) de EE.UU. ha informado ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) sobre la ocurrencia de un brote de Estomatitis Vesicular (VSV) en el condado de Hidalgo, Texas. El brote afectó a un equino y se confirmó que se trataba del serotipo New Jersey de Virus de la Estomatitis Vesicular, identificado mediante la realización de una prueba de fijación de complemento. El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del USDA, en colaboración con la Comisión de Sanidad Animal de Texas, está llevando a cabo una investigación epidemiológica completa del evento. La última ocurrencia de esta enfermedad en ese país data de Julio de 2009.

Fuente: WAHID Interface

junio 19, 2014