Prevención

Científicos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) han demostrado la utilidad terapéutica del Interferón tipo III bovino en infecciones tempranas de Fiebre Aftosa

Los científicos de la Unidad de Investigación de Enfermedades Animales Exóticas del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) de los Estados Unidos, han demostrado que los interferones pueden utilizarse para proteger a los animales inmediatamente contra la infección de la Fiebre Aftosa. Esta rápida protección da tiempo a las vacunas para inducir la respuesta inmune del animal. Los interferones consisten en tres familias de tipo I (alfa-beta), tipo II (gamma), y tipo III (lambda). El químico Marvin Grubman descubrió que el tipo I es muy eficaz en el control de la infección por el virus de la Fiebre Aftosa. Esto se evidenció en cerdos que fueron inoculados con un vector viral que contiene el gen que codifica el tipo I de interferón porcino y que después fueron desafiados con el virus de la Fiebre Aftosa, los cuales fueron protegidos durante cinco días. Para cubrir la ventana de siete días que se necesita para las vacunas para empezar a proteger contra la Fiebre Aftosa, el Dr. Grubman ha combinado interferones del tipo I y II en un inoculante que bloquea rápidamente la acción del virus en cerdos. En combinación con una vacuna, esta tecnología patentada proporcionó protección completa desde el primer día hasta que la respuesta inmune de la vacuna se inició siete días más tarde. Estos métodos funcionan bien en cerdos, pero no en el ganado vacuno. Sin embargo, un grupo de científicos han identificado un interferón tipo III que protege rápidamente el ganado vacuno contra la Fiebre Aftosa. En pruebas de laboratorio, la enfermedad se retrasó significativamente en los animales expuestos al virus después de haber sido previamente tratados con interferón bovino de tipo III, en comparación con un grupo control que no recibió tratamiento .

Fuente: USDA

enero 2, 2014