Ébola – República Democrática del Congo

En agosto de 2018 las autoridades sanitarias de la República Democrática del Congo declararon el décimo brote de Ébola en el país en 40 años. En 2019, se informaron varios casos importados de la República del Congo en Uganda, sin casos autóctonos hasta la actualidad. En julio de 2019 la Organización Mundial de la Salud declaró que el brote por el virus de Ébola constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional.  

Debido a la ausencia de nuevos casos la República Democrática del Congo y la OMS hubieran anunciado oficialmente el fin de la epidemia en los primeros días de abril, pero la confirmación de una nueva muerte en el territorio de Beni, uno de los epicentros de la epidemia, impidió informar el nuevo estatus sanitario. El país debe ahora esperar 42 días (el doble de la duración máxima de incubación) sin nuevos casos para declarar el fin de esta décima epidemia en su territorio.

El Comité de Emergencia del organismo ha indicado que “si bien hay un riesgo bajo de propagación internacional del ébola, la situación sigue siendo una emergencia sanitaria internacional que requiere coordinación y apoyo internacional”.

El laboratorio nacional (INRB) confirmó que el brote actual es producido por el virus Zaire Ébola, la cepa más mortal y la misma que afectó a África Occidental durante el brote 2014-2016. A fecha de 10 de abril de 2020, se han producido 3.456 casos confirmados y probables y 2.276 muertes como resultado del brote.

Fuentes: WHO; WHO; Médicos Sin Fronteras