El SENASA y los controles sobre Anemia Infecciosa Equina en Entre Ríos

Organismos públicos, entre ellos el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), coordinaron pautas de acción para los controles provinciales que entraron en vigencia en sanidad equina, haciendo hincapié en la Anemia Infecciosa Equina.

En un encuentro realizado el pasado 10 de febrero, en la sede del Colegio de Médicos Veterinarios de Entre Ríos (CMV), ubicado en Paraná, estuvieron presentes representantes del CMV, del gobierno de la provincia, del Centro Regional Entre Ríos del SENASA, de la Fundación de Lucha contra la Fiebre Aftosa (FUCOFA) y de la Municipalidad de Paraná.

Entre las conclusiones de la reunión se propuso la elaboración de un programa de lucha y control contra la Anemia Infecciosa Equina (AIE). En ese sentido, desde el Ministerio de Producción de Entre Ríos se decretó –mediante la Resolución N° 1652/2016 de la Dirección General de Ganadería– la obligatoriedad de los controles de animales, y se pone énfasis en la plena vigencia de las leyes provinciales y del SENASA, sobre la exigencia de contar con un acreditado por el Organismo, en concentraciones de equinos en todo el territorio provincial.

Al respecto, el director regional del SENASA, Carlos Zurbriggen, celebró que “todos los actores puedan reunirse periódicamente a tratar las situaciones de la actividad agropecuaria y, desde la defensa de los intereses legítimos de cada uno, se puedan encontrar los consensos para mejorar la producción entrerriana”.

En esa línea, el coordinador de Sanidad Animal del Centro Regional, Cristian Gómez, manifestó que “como representantes del Estado Nacional debemos atender a todas las posiciones, pero nuestro rol es profundizar líneas de acción, desarrollar acciones concretas y controlar las enfermedades de los equinos, para facilitar la armonización de los esfuerzos técnicos, financieros y humanos de los diferentes sectores, con el objeto de lograr una sanidad equina compatible con las exigencias internacionales en la materia”.

La AIE es una enfermedad retroviral de los équidos que se caracteriza por signos clínicos agudos y/o crónicos recurrentes, que pueden incluir fiebre, anemia, edema y caquexia en algunos animales. Muchos caballos presentan signos leves o inaparentes en una primera exposición y son portadores subclínicos del virus. Es probable que los propietarios no noten la infección de sus animales, a menos que se realicen pruebas serológicas. Todos los caballos infectados, incluidos los asintomáticos, se convierten en portadores y son fuente de infección durante toda su vida.

El SENASA recuerda las medidas preventivas que se deben tomar para evitar la Anemia Infecciosa Equina: hacer periódicamente el Test de Coggins a sus equinos en un laboratorio de red habilitado por el SENASA. No compartir elementos de montar entre equinos, exigir siempre el uso individual de agujas y jeringas de material descartable, lavar y desinfectar previamente todos los elementos mencionados; no adquirir, ingresar o mezclar con los propios a ningún equino sin saber antes su situación sanitaria; en épocas y regiones con tábanos, recurrir al uso de insecticidas para equinos.

Fuente: SENASA