Información técnica sobre Encefalomielitis Equina del Este, Oeste y Venezolana

Las encefalitis equinas causadas por Alfavirus son infecciones transmitidas por vectores artrópodos (Arbovirus) que afectan a equinos y humanos, y cuya distribución está restringida al continente americano. Debido a su gran impacto en la salud pública y equina, y a su relevancia para el tránsito y comercio internacional de caballos, estas enfermedades son de notificación obligatoria a las autoridades sanitarias locales (SENASA) y a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Estas enfermedades, la Encefalomielitis Equina del Este (EEE), la Encefalomielitis Equina del Oeste (WEE) y la Encefalomielitis Equina Venezolana (VEE), son endémicas en América del Norte, Centro y Sudamérica; y son denominadas Arbovirosis del Nuevo Mundo ya que no hay registros de su ocurrencia en otros continentes.
Los virus de la EEE y EEO fueron aislados por primera vez en Argentina a partir de caballos con síndrome neurológico en 1930 y 1933. Los brotes de EEE y EEO en equinos en nuestro país no han estado asociados a enfermedad en humanos, con excepción de los ocurridos en 1972-1973 y 1982-1983, con ocurrencia de casos humanos en Viedma, Río Negro. Los dos últimos brotes de EEE ocurrieron en 1981 y 1988 en Santiago del Estero y Chaco respectivamente. La última epizootia de Encefalitis Equina provocada por el virus de la EEO fue en 1982-1983 y el virus fue aislado de diversas especies de mosquitos.
En el caso del virus de la EEV, si bien se han detectado anticuerpos contra este virus en roedores, aves y equinos, no hay evidencias clínicas de la ocurrencia de la enfermedad en humanos y equinos de nuestro país. El control y la prevención, como en otras arbovirosis, se basan en el control de vectores (mosquitos) y la vacunación preventiva.
En Argentina, la vacunación es anual, o bien como requisito para el movimiento internacional de equinos. Las vacunas actuales son de tipo inactivadas, bivalentes (EEE y EEO) o polivalentes (EEE, EEO y otras enfermedades). Si bien la infección por Alfavirus no ha sido registrada clínicamente en caballos y humanos en Argentina en los últimos 25 años, es muy importante promover la vigilancia epidemiológica permanente. La denuncia y diagnóstico de casos clínicos compatibles en equinos contribuirían en este sentido, permitiendo, a su vez, alertar a las autoridades de Salud Pública. Por ende, es necesario mantener a los profesionales veterinarios informados y actualizados para que, en caso de observar animales con signos clínicos de enfermedad neurológica, impongan las medidas necesarias de bioseguridad y contención, y arbitren los medios para establecer el diagnóstico etiológico indispensable para detectar en forma temprana estas virosis de alto impacto para la salud humana y animal.
Es importante remarcar que los cuadros neurológicos en equinos son de denuncia obligatoria ante las autoridades sanitarias (SENASA).
Fuente: M. Carossino & M. Barrandeguy, “Actualización sobre Encefalitis equinas del Este, Oeste y Venezuela ”Revista La especie Equina” Asociación Argentina de Veterinaria Equina (AAVE) N 43, junio 2013.