Pérdidas por el cierre de mercados de carnes en Brasil

Los cierres masivos a las importaciones de carne brasileña de parte de China o Hong Kong dejaron millones de pérdidas en el sector de la ganadería y procesamiento de la carne en Brasil. Aunque estos dos países ya han vuelto a permitir la importación de estos productos brasileños, el sector ha empezado a despedir a trabajadores, muy tocado por la investigación judicial sobre los sobornos que habrían permitido la exportación de carne en mal estado.

La cancillería brasileña no deja de repetirlo: sólo hay 21 plantas procesadoras de carne, bajo sospecha en este momento de haber intercambiado sobornos por certificados sanitarios para productos en mal estado e incluso con trazas de Salmonella. Cinco de estas plantas fueron cerradas a finales de la semana pasada, que se unen a las tres cerradas ya al principio de la investigación, el pasado 17 de marzo.

La insistencia del Ministerio de Exteriores brasileño parece haber surtido efecto en China, Chile y Egipto, que reanudaron sus importaciones de viandas de Brasil, reduciendo la prohibición a los productos originarios de estas 21 plantas.

Sin embargo, el mercado de la carne ya entró en pérdidas. Las exportaciones se desplomaron, pasando de un promedio de 63 millones de dólares diarios antes del escándalo a apenas 74.000 dólares el martes pasado, según la cancillería. Un bajón que en términos económicos se traduce en cerca de 40 millones de dólares de pérdidas, según la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA).

El gigante mundial de procesamiento de carne, JBS, paralizó 33 de sus 36 plantas en Brasil y esta semana reducirá en un 35% la producción de la carne de res. El miércoles pasado, 280 trabajadores de dos plantas de otras empresas fueron despedidos. Pese a la reapertura parcial de mercados como el chino o el egipcio, una veintena de países cerraron parcial o totalmente la semana pasada sus puertas a la carne brasileña, cuyas ventas aportaron más de 13.000 millones de dólares a la economía del gigante sudamericano en 2016, un 0.8% del PIB.

El ministro de Agricultura brasileño ha anunciado una gira por los países que más reparos están poniendo a las importaciones de carne de Brasil. Blairo Maggi viajará primero a China y luego a Hong Kong y a Argelia, que estaba convirtiéndose desde principios de este año en un importante mercado para la carne de Brasil.

Fuente: RFI