Peste (Yersinia pestis) – Mongolia, EE.UU.

La peste es una zoonosis bacteriana causada por la bacteria Yersinia pestis, generalmente encontrada en pequeños mamíferos y sus pulgas. La bacteria puede ser transmitida entre animales y a humanos a través de la picadura de pulgas infectadas, por contacto directo, por inhalación y, más raramente, por el consumo de materiales infecciosos. Si bien la peste ha sido responsable de millones de muertes a lo largo de la historia, actualmente puede ser tratada de forma efectiva con antibióticos. Se presenta en las formas bubónica, neumónica y septicémica, siendo la más frecuente la bubónica.

Anualmente se reportan entre 1.000 y 2.000 casos de la enfermedad en todo el mundo, aunque se estima que el número real sería mayor. Los tres países donde más se presenta la enfermedad son la República Democrática del Congo, Madagascar y Perú. En Madagascar se notifican casos de peste bubónica casi todos los años durante la temporada epidémica (entre septiembre y abril). En Estados Unidos suelen presentarse casos en las regiones del norte de Nuevo México, el norte de Arizona y el sur de Colorado, al igual que en California, el sur de Oregón y el lejano oeste de Nevada.

En Mongolia, las autoridades sanitarias decretaron aislamiento por un caso sospechoso de peste bubónica en Uliastai, provincia de Zavkhán, al oeste del país. A principios de julio, la ciudad de Khovd entró en cuarentena luego de que dos personas dieran positivo a esta enfermedad. Una semana después, la Comisión Municipal de Sanidad de Bayannur, en la región del norte de China de Mongolia Interior, emitió una alerta sanitaria después de detectar un posible caso. A mediados de julio, un adolescente de 15 años falleció de peste bubónica en la provincia Govi Altai, de Mongolia, lo que produjo que cinco distritos de esa provincia se pusieran en cuarentena inmediatamente.

Julio 2020

Fuente: CDC; CNN Español; Diario La Nación; WHO; BBC