Un grupo de investigadores de la Universidad de Guelph ha creado una nueva herramienta para diagnosticar los brotes de Influenza Aviar

Un grupo de investigadores de la Universidad de Guelph ha creado una simple y efectiva herramienta portátil que diagnostica los brotes de Influenza Aviar en granjas avícolas. La herramienta utiliza una pequeña muestra de sangre y permite saber, con un simple cambio químico de color, no sólo si un pollo tiene Influenza Aviar sino también qué cepa viral está involucrada. Actualmente, se necesita mandar las muestras al laboratorio, donde se puede tardar de ocho horas a dos días en obtener los resultados, lo que supone mucho tiempo. Este test sólo precisa de dos a tres minutos para la incubación, transcurridos los cuales se obtiene los resultados inmediatamente, por lo que es más práctico y rentable. Las técnicas convencionales son laboriosas y llevan mucho tiempo; además, requieren instalaciones especiales y caros instrumentos de laboratorio. El objetivo de los científicos era crear una prueba que pudiera ser utilizada por cualquier persona, por lo que la han diseñado de tal forma que los cambios finales de color determinan el tipo de virus y se puede diferenciar entre una cepa humana y una cepa aviar. Para controlar cualquier brote es fundamental conocer la cepa causante, ya que la identificación de la cepa determina qué opciones de control se debe usar. El dispositivo utiliza nanopartículas de oro (partículas microscópicas) y partículas cuánticas brillantes y detecta de forma rápida y sensible proteínas de superficie del virus en muestras de sangre de las aves. El nuevo nanobiosensor puede detectar las cepas de H5N1 y H1N1 y, mediante algunas modificaciones, la técnica desarrollada tiene el potencial de detectar la cepa H5N2. El subtipo H1N1 se ha adaptado a humanos, mientras que la mayoría de los subtipos H5 están orientados a aves. El equipo de investigadores ha creando una herramienta de diagnóstico zoosanitario rápida que necesita menos volumen de sangre, menos productos químicos, menos tiempo y puede ser utilizada en el lugar de ocurrencia. El diagnóstico definitivo/confirmatorio deberá ser realizado siempre con las técnicas confirmatorias recomendadas por la OIE.

Fuente: Portal Veterinaria