Qué hacemos en PROSAIA

Las actividades de PROSAIA están orientadas a reforzar los aspectos de la correcta aplicación de sistemas de buenas prácticas agrícolas (BPA), de manufactura (BPM), de fiscalización (BPF), control de insumos, productos agropecuarios y sus derivados, control comercial de los mismos, sistemas preventivos de las enfermedades exóticas y emergentes, vigilancia epidemiológica de enfermedades y plagas presentes en el país, ejecución de planes para las campañas de lucha (contingencia, emergencia), el control de los contaminantes y las enfermedades transmitidas por los alimentos con el concepto de inocuidad alimentaria, bienestar animal y sistemas de aseguramiento de la calidad a lo largo de las distintas cadenas agroalimentarias bajo el concepto “del campo al plato”.

Las acciones descriptas para resultar viables deberán considerar y propulsar:

  • La coordinación entre las acciones públicas y las iniciativas privadas, de forma tal, que incentiven la eliminación de amenazas, en vez de fomentar.
  • La evasión de controles.
  • La aplicación de enfoques de cadenas “del campo al plato”, a fin de darle mayor integración a los sistemas de mitigación del riesgo, mejorar la competitividad y establecer las responsabilidades con criterios científicos y valorización de productos.
  • El establecimiento y readecuación de normativas y/o marco jurídico basado en los principales acuerdos de medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la OMC (y los organismos de aplicación, OIE, IPPC), para asegurar la inclusión de sus productos en todos los mercados.
  • El aseguramiento de la participación y educación del consumidor, con el propósito de que se convierta en una fuerza que incentive la atención y sancione la negligencia sanitaria y de calidad.
  • Sustentabilidad de las políticas del sector agroalimentario pecuario en el mediano/largo plazo con prescindencia de los cambios políticos.

 

Por qué surge PROSAIA

En los últimos años se ha consolidado definitivamente el potencial exportador pecuario de una gran región de América del Sur. Es un hecho reconocido y de relevancia mundial el rol de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay como exportadores de carne, ocupando el primer puesto en el mercado de carnes bovinas, el tercer y cuarto lugar en carnes porcinas y aviares, el primer lugar en las exportaciones de miel y un lugar destacado en la producción de lácteos y productos pesqueros. Esto, ha sido posible primeramente por las ventajas comparativas de la Región, que sólo ha logrado competitividad cuando la industria de la producción incorporó nuevas tecnologías (alimentación, manejo y sanidad) y en segundo término por los cambios tecnológicos en la industria del procesamiento, que transforma rápidamente los productos primarios en alimentos con diferentes niveles de elaboración.
Seguir leyendo…