Regionales

El SENASA refuerza los planes de control y erradicación de Brucelosis y Tuberculosis

La creciente demanda mundial de productos lácteos plantea una excelente oportunidad de mercado para los próximos años para nuestro país que, durante el 2013, exportó 350.723 toneladas provenientes de establecimientos certificados como libres de Tuberculosis y Brucelosis por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). “La lechería conforma uno de los complejos agroindustriales más importantes de la Argentina, observándose una mejora significativa en la calidad de la leche producida, entre otras causas, por la aplicación desde el Estado de planes de control y erradicación de enfermedades como la Tuberculosis y la Brucelosis”, indica Luis Carné, vicepresidente del SENASA. Estas acciones del SENASA se enmarcan en la estrategia impulsada desde el Ministerio de Agricultura de la Nación para favorecer el valor agregado en la producción agroalimentaria destinada al consumo interno y a la exportación. “Nuestro objetivo es seguir posicionándonos como uno de los principales productores de alimentos con alto valor agregado a nivel mundial", dice el titular de la cartera, Carlos Casamiquela. El mapa de la lechería argentina muestra una estructura primaria de aproximadamente 2 millones de vacas en lactancia ubicadas en 11.800 tambos –actualmente ocupan 3 millones de hectáreas– que produjeron en la última campaña alrededor de 11.400 millones de litros de leche, con una producción individual de 5.150 litros por lactancia. La distribución de la producción primaria se encuentra principalmente en las cuencas lecheras de las provincias de Córdoba (36%), Santa Fe (30%), Buenos Aires (26%), Entre Ríos (5%) y La Pampa (2%). “La región pampeana aporta el 99% del total de leche del país”, refiere el director nacional de Sanidad Animal del SENASA, Rodolfo Bottini. El 80% de los establecimientos productores de leche corresponde a un rango de entre 100 y 499 hectáreas totales. Normalmente se trata de establecimientos con una producción mixta de actividades agrícolas y ganaderas. La superficie asignada al rodeo de vacas de tambo tiene una mayor importancia en el estrato de 100 a 200 hectáreas (50% de los tambos). Solamente el 6% de los tambos supera las 300 vacas en ordeñe, y la provincia de Entre Ríos muestra un predominio marcado de los tambos más pequeños, ya que un poco más del 80% de los tambos de características familiares no supera las 50 vacas en ordeñe. En base a la producción diaria de leche, las explotaciones lecheras de menor escala producen de 1.000 a 2.000 litros diarios. En una situación intermedia aparecen las explotaciones medianas a grandes que se ubican en el rango de 2.000 a 3.000 litros diarios de leche y disponen de 200 hectáreas destinadas a la actividad. “La producción primaria lechera argentina proviene de rodeos libres de Brucelosis y Tuberculosis o que se encuentran bajo programas oficiales de control y erradicación de ambas enfermedades, instrumentados por el SENASA”, destaca Nicolás Winter, director de Programación Sanitaria del SENASA.

Fuente: SENASA

mayo 5, 2014

Nueva enfermedad entérica por coronavirus en EE.UU.

Un informe reciente de OIE informa sobre la emergencia de la denominada nueva enfermedad entérica por coronavirus en cerdos (SECoV), que incluye a la causada por Diarrea Epidémica Porcina (PEDv) y la infección por Coronavirus Delta en porcinos (PDCoV). SECoV infecta a los porcinos causando diarrea y vómitos y > 50% de mortalidad en lechones. En animales mayores la sintomatología y mortalidad son variables. El informe incluye datos sobre la cronología de la ocurrencia de la infección en EE.UU.

Fuente: OIE

mayo 5, 2014

Se llevó a cabo la XLI Reunión Anual de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa

Con la participación de representantes de doce países de Latinoamérica termino la XLI Edición de la Reunión Anual de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa (COSALFA), la cual fue llevada a cabo en la capital de Perú. En esta oportunidad, se analizó la situación actual de la Fiebre Aftosa en la región, los principales desafíos y necesidades de acción para la ejecución del Plan de Acción 2011-2020, dentro del Programa Hemisférico de Erradicación de la Fiebre Aftosa (PHEFA), para mantener de forma sostenible y permanente la condición sanitaria de las poblaciones de animales susceptibles libres de las enfermedades en las Américas. En ese sentido, se tomó en consideración la ausencia del citado mal en toda América del Sur desde el 2012 y que tal situación, inédita, representa un punto de inflexión importante, lo que facilitará enfrentar retos como el de persistir en aquellos territorios que requieren un empuje final para eliminar definitivamente el virus circulante, conseguir el reconocimiento internacional de estatus de “libre de Fiebre Aftosa”. En la reunión, la Comisión evaluó y recomendó acciones a los programas nacionales de control y erradicación de la Fiebre Aftosa, garantizando la integración regional en las acciones de intervención en la última etapa de su erradicación en el continente, teniendo en cuenta que esta enfermedad ha sido uno de los obstáculos para el crecimiento económico de los países de América Latina.

Fuente: La Estrella, Paraguay

mayo 5, 2014

La Fiebre Aftosa a nivel regional

Acaba de finalizar en Perú, la 41º Reunión anual de la COSALFA, donde los países de América del Sur, más Panamá, presentaron un informe detallado sobre su situación sanitaria con respecto a la Fiebre Aftosa. El Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (OPS) actuó como Secretaría Técnica de la reunión y presentó los avances a nivel regional del PHEFA, que tiene como objetivo principal eliminar la circulación del virus de la Fiebre Aftosa en el territorio sudamericano para el año 2020. Como dato de significación, la región no presenta brotes de Fiebre Aftosa desde el año 2012 y más de 2/3 de su superficie ha sido reconocida oficialmente por OIE como ”libre sin vacunación” o “libre con vacunación”, ambos hechos de gran significación para la economía y el comercio internacional de la región. Se ha indicado además que se están utilizando más de 500 millones de dosis de vacuna antiaftosa en forma anual, para la vacunación de gran parte del rodeo regional, hecho que indica que la región ha finalizado la etapa de control de la Fiebre Aftosa y ha entrado en la etapa de “prevención”, y por lo tanto deben utilizarse las herramientas y los indicadores de protección poblacional apropiados (niveles de protección poblacional por anticuerpos específicos), más que los indicadores de “cobertura vacunal”, que es un indicador de capacidad de distribución de vacuna a nivel país y/o zona pero no dice nada de la eficacia de la vacunación. Es en esta etapa donde se deberían implementar además severos controles de calidad sobre las vacunas en uso en la región y en las condiciones de biocontención de los laboratorios (públicos y privados) que manipulan virus de la Fiebre Aftosa. En ambos casos de acuerdo a las normativas internacionales. Lamentablemente en la 41º Reunión de la COSALFA no se avanzó significativamente en estos puntos ni en la urgente necesidad de contar con bancos de vacunas/antígenos para las cepas variantes y/o exóticas que potencialmente puedan afectar a la región. Nuestro país, que cuenta con un Laboratorio de Referencia de la OIE para la Fiebre Aftosa, realizó valiosas contribuciones en estos puntos y en la necesidad de enfocar la vigilancia en base “al riesgo”. Parecería conveniente en este punto, que si el enfoque del tema del control de la Fiebre Aftosa a nivel regional ha resultado exitoso, en esta etapa se inicien actividades de “Análisis de Riesgo de la Fiebre Aftosa a nivel regional”, donde resulte prioritario la identificación de los riesgos internos y externos de reaparición de la Fiebre Aftosa, permitiendo prevenir y mitigar cualquier riesgo identificado en forma preventiva. En síntesis, se comienzan a ver en la región, los resultados de una acción iniciada en la década del ‘80, que gracias al compromiso público-privado ha llevado adelante una acción de tremenda magnitud (no hay un antecedente mundial de semejante magnitud en el área de Sanidad Animal) en forma continua y cuyos resultados comienzan a vislumbrarse. Desde PROSAIA congratulamos a quienes han sido partícipes y protagonistas de esta acción y esperamos que se refuercen las acciones para consolidar y hacer sostenibles estos resultados.

Fuente: PANAFTOSA

mayo 5, 2014