Internacionales

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la FAO prevén un descenso de los precios agrícolas, mientras ganan terreno la producción ganadera y los biocombustibles

El descenso reciente de los precios de los principales cultivos debería prolongarse durante los próximos dos años, antes de estabilizarse en niveles por encima del período anterior a 2008, pero muy por debajo de los máximos alcanzados últimamente, según el último informe Perspectivas Agrícolas elaborado por la OCDE y la FAO. La demanda de productos agrícolas se mantendrá firme, mientras se incrementa a tasas menores que en la última década. Los cereales siguen siendo la base de la alimentación, pero las dietas son cada vez más ricas en proteínas, grasas y azúcar en muchas partes del mundo, al aumentar los ingresos y la urbanización. El informe Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO 2014-2023 indica que tales cambios –combinados con una población mundial cada vez mayor– requerirán una expansión sustancial de la producción en la próxima década. Lideradas por Asia y América Latina, las regiones en desarrollo serán responsables de más del 75% de la producción agrícola adicional durante la próxima década. También se prevé que producción mundial de cereales sea un 15% más elevada para 2023 que en el período 2011-13. El crecimiento más rápido de la producción se espera en las semillas oleaginosas, con un 26% durante los próximos 10 años. La expansión de la producción de cereales secundarios y oleaginosas se verá impulsada por la fuerte demanda de biocombustibles, en particular en los países desarrollados, y la creciente demanda de piensos en las regiones en desarrollo. El aumento de la producción de cultivos alimentarios será más moderado en la próxima década, según el informe, con el trigo creciendo en torno al 12% y el arroz en un 14%, muy por debajo de las tasas de crecimiento de la década precedente. Se prevé también que la producción de azúcar aumente en un 20%, concentrada principalmente en los países en desarrollo. Con respecto a la carne; la firme demanda de importaciones de Asia, así como la reposición de la cabaña en América del Norte sostienen los precios, que se espera se mantenga por encima de los niveles medios de la década anterior, ajustados teniendo en cuenta la inflación. Los precios del vacuno alcanzarán niveles récord. Las aves de corral deben superar a la carne de cerdo y convertirse en el producto cárnico de mayor consumo en los próximos 10 años.

Fuente: FAO

agosto 5, 2014

La OIE avanza en el control de las enfermedades de las abejas

En todas las regiones del mundo, la apicultura forma parte integral de la agricultura, ya sea como actividad principal o complementaria. A menudo, se practica a pequeña escala y constituye un modo de producción tradicional en numerosos países. El tamaño de las empresas apícolas depende del contexto socioeconómico: en ciertos países, bastan veinte colonias de abejas para la subsistencia de una familia completa, mientras que, en otros, una sóla empresa puede contar hasta con 2.000 colmenas.

La miel y la jalea real son un ejemplo de alimentos de gran valor, fruto de las actividades melíferas. Además, las abejas tienen una función preponderante en el equilibrio de los ecosistemas, puesto que son las principales polinizadoras de las plantas, tanto silvestres como cultivadas, y facilitan así su perennidad y la biodiversidad. Gracias a las abejas, el hombre obtiene cosechas abundantes de frutas y verduras, lo que contribuye a la seguridad alimentaria mundial.

La desaparición de estos polinizadores clave, ya sean de cría o salvajes, representaría un desastre en términos biológicos, agronómicos, medioambientales y económicos. Preservar la buena salud de estas poblaciones de insectos polinizadores, que agrupa más de 17.000 especies referenciadas, constituye un desafío sanitario crucial que merece toda la atención de la comunidad mundial. Es muy difícil diagnosticar y controlar las enfermedades de las abejas melíferas que viven únicamente como colonias altamente socializadas. Las observaciones clínicas y de diagnóstico son aún más determinantes en este campo que para otras especies del reino animal.

A pesar de enfrentarse a grandes dificultades, se observa que, pese a la función esencial de las abejas, se presta menos atención a la apicultura que a otros sectores de la producción animal.

De hecho, la evolución de las prácticas agrícolas tiene grandes consecuencias sobre las poblaciones de abejas e insectos polinizadores silvestres. En casi todos los casos, las enfermedades de las abejas son elementos agravantes de otros factores que contribuyen a la destrucción de las colonias, como el uso no responsable de los pesticidas. El incremento de las superficies cultivadas por polinizar intensifica el recurso a la apicultura migratoria, lo que agrava las dificultades de control de las enfermedades y favorece la transmisión de enfermedades entre las colonias. Por su parte, el desarrollo de monocultivos genera un empobrecimiento de las especies vegetales cultivadas y, por lo tanto, de los nutrientes disponibles para las colonias.

La contaminación medioambiental, de todo tipo, también constituye una fuente de intoxicación para las abejas y de debilitación de las colonias. Esta situación se asocia con una falta de interés de las empresas farmacéuticas, un arsenal terapéutico limitado, y con la ausencia de formación de numerosos apicultores cuya pasión y empirismo no siempre pueden compensar la carencia de conocimientos de orden técnico. De este modo, se falla en la detección de los primeros síntomas de enfermedades y en la aplicación de las medidas de bioseguridad apropiadas dentro de las colmenas, y, desgraciadamente, se impulsa el uso inadecuado de productos terapéuticos.

Frente a esta inquietante situación, y teniendo en cuenta su mandato de mejorar la sanidad y la protección de los animales en el mundo y, a la vez, luchar contra la pobreza y el hambre, recientemente, la OIE reafirmó su compromiso con el sector e integró la mortalidad y las enfermedades de las abejas como una de las prioridades de su Plan Estratégico 2011-2015. No obstante, la salud de las abejas no es un tema nuevo para la OIE: la primera resolución al respecto fue adoptada en 1947 por los Delegados de los Países Miembros.

Más allá de la muy mediatizada disminución de las colonias de abejas melíferas durante estos últimos años en América del Norte, Europa o Japón, la OIE realiza un trabajo de fondo destinado a brindar a los servicios veterinarios de todo el mundo recomendaciones coherentes y basadas en fundamentos científicos en cuanto a las enfermedades de las abejas y las precauciones que se deben tomar para evitar la transmisión transfronteriza.

Es un hecho que la mundialización de dichas enfermedades se explica, sobre todo, por la falta de control por parte de los servicios públicos de los intercambios transfronterizos de los genitores, el material genético o los productos derivados de la agricultura. Resulta primordial recordar que, en general, la mortalidad de las abejas se debe a las enfermedades habituales, entre ellas, las 6 principales infestaciones de la Lista de la OIE causadas por: Acarapis woodi, Paenibacillus larvae, Melissococcus plutonius, Aethina tumida, Tropilaelaps spp. y Varroa spp. El ácaro Varroa, pequeño artrópodo responsables de la Varroasis, ya ha invadido casi todo el planeta y provoca, sólo o asociado a otros factores de origen viral o químico, daños considerables en las abejas a escala mundial.

Por lo tanto, se han elaborado normas sanitarias internacionales relativas a estas enfermedades, democráticamente adoptadas por los 178 Países Miembros. En particular, este trabajo permite establecer certificaciones oficiales que aporten garantías confiables para los intercambios comerciales de genitores, material genético o productos de la apicultura.

Asimismo, la OIE promueve un refuerzo de las capacidades de los Servicios Veterinarios nacionales, con el fin de mejorar la calidad de la vigilancia de las colmenas y las observaciones realizadas en el terreno. Con esta perspectiva, todos los años, se organizan talleres de formación y la red de expertos de la Organización se pone a disposición de los Países Miembros interesados.

La notificación de los eventos sanitarios por parte de los Países Miembros de la OIE es una obligación estatutaria. La transparencia de la información sanitaria es una condición primordial para la gestión de las enfermedades debido al mayor riesgo de propagación de las enfermedades resultado de la trashumancia de las colonias, el comercio regional e internacional de las abejas vivas, el material genético y apícola y los productos de la colmena. El comercio de reproductores o huevos por internet y por remesa constituye un poderoso factor de mundialización de las enfermedades de las abejas.

Cabe destacar la contribución de la OIE a la difusión mundial de la información técnica y científica gracias a sus publicaciones consultables en línea, de forma gratuita.

La preservación de la salud de las abejas, ya sean de cría o salvajes, forma parte de la buena gestión del medioambiente, la seguridad alimentaria y la valorización de la agricultura mundial. Dejar este aspecto de lado y transformarse en mero testigo de la disminución de las poblaciones de abejas en nuestro planeta traería graves consecuencias, tanto medioambientales, como agronómicas y económicas. La armonización de la gestión sanitaria de las abejas merece toda la atención por parte de la comunidad internacional, puesto que preservar las abejas es preservar nuestro futuro.

Fuente: OIE

agosto 5, 2014

Nuevo informe de la Agencia Europea para la seguridad alimentaria (EFSA) sobre al Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB/BSE) atípica

La EFSA ha hecho público un informe científico de sus expertos sobre las investigaciones de laboratorio sobre la distribución de las lesiones del EEB/BSE denominado “atípico”. El informe concluye en que no hay suficiente información para la diferenciación entre la EEB/BSE clásica y las formas atípicas (H y L) y en que hasta hoy la información obtenida indica que las res formas identificadas son infecciosas y pueden ser transmisibles. Se recomienda la lectura complete del informe.

Fuente: EFSA

agosto 5, 2014

Identifican a 500 nuevos microbios en flora intestinal humana

Un artículo divulgado en la revista Nature Biotechnology señala que más de 500 nuevos microbios fueron identificados en la flora intestinal humana. Según explica el ensayo, las bacterias descubiertas no pueden ser aisladas porque es casi seguro que no sobreviven fuera del colon. Francisco Guarner, del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), España, uno de los 13 institutos que participan en el estudio, explicó que los patógenos no son cultivables, y muy sensibles al oxígeno, es decir, son anaerobios muy estrictos y establecen una gran dependencia con su entorno para poder sobrevivir. La investigación forma parte del proyecto europeo MetaHIT (Metagenomics Human Intestinal Tract), donde se relaciona el microbioma humano con la salud y la enfermedad. Guarner considera que estas especies, encontradas en pacientes afectados por la enfermedad de Crohn, son posiblemente las que marcan la diferencia entre la microbiota de las personas sanas y la de las enfermas.

Fuente: Nature , Prensa Latina, Cuba

julio 17, 2014

Dos niños fueron internados y 14 casos fueron identificados en un brote de E.coli O157 en Inglaterra

Dos niños han sido hospitalizados y un número no identificado de personas fueron afectadas por un brote de E.coli O157 en Northwich, Inglaterra. Catorce casos probables de enfermedad se han reportados en la guardería donde ha ocurrido el hecho. Cinco de los casos son el resultado de la transmisión secundaria a otros miembros de la familia. Las investigaciones siguen su curso y todas las medidas de salud pública se han puesto en marcha para ayudar a prevenir más casos en el personal y niños de la guardería en las 3 clases afectadas. Por el momento, se les ha pedido a los padres de los niños infectados mantenerlos en su casa hasta que hayan producido 2 muestras negativas a la bacteria. Este es un criterio de precaución y en consonancia con las directrices nacionales de Inglaterra. La condición de los niños en el hospital todavía no se conoce ni tampoco se ha identificado el origen de la infección.

Fuente: Chesterton Chronicle, Reino Unido, ProMED Mail

julio 17, 2014

La Agencia de Seguridad Alimentaria de Francia (ANSES) busca reducir el uso de antibióticos en los animales

Ante el incremento de la resistencia a los antimicrobianos, la Agencia Francesa para la Seguridad Alimentaria (ANSES) está pidiendo la reducción del uso de antibióticos en la ganadería. La ANSES propone diversas formas de redecir el uso de este tipo de productos, reduciendo la amenaza que supone que más bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos. Esta tarea surge tras la decisión del Gobierno francés de reducir la utilización de antibióticos en medicina veterinaria durante el periodo 2012-2017 (Ecoantibio 2017). Como resultado se han evaluado los riesgos de la resistencia a los antimicrobianos asociada con las prácticas veterinarias, tanto en los sectores de la ganadería como en el cuidado de los animales de domésticos y se han redactado una serie de medidas para reducir, prevenir o frenar este tipo de prácticas. Entre las recomendaciones se incluye la suspensión del uso preventivo de antibióticos, la reserva de antibióticos de última generación para situaciones estrictamente reguladas, entre otras.

Fuente: EuroCarne

julio 5, 2014

LA OIE, FAO y OMS aúnan esfuerzos para combatir la resistencia antimicrobiana

El pasado 25 y 26 de junio de 2014, los ministros de salud y agricultura y los representantes de los Estados Miembros de diferentes regiones de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), junto con los Directores Generales de la OMS, la OIE y la FAO, se han reunido en La Haya, Países Bajos, para discutir formas de enfrentar los desafíos que plantea la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos (RAM). Todos juntos, reconocieron la necesidad de una acción común contra la RAM, con la participación tanto de la salud humana y las políticas agrícolas. Las discusiones destacaron la voluntad compartida de diseñar las mismas con un enfoque gradual, lo que permite la reducción de la prevalencia de la resistencia a los antimicrobianos sin poner en peligro el suministro de alimentos y el sistema económico. Los antimicrobianos son un bien público, esencial para la salud animal y humana. Para hacer frente a la amenaza de los RAM, la OIE promueve, a través de sus normas intergubernamentales, el uso responsable y prudente de los antimicrobianos para preservar su eficacia terapéutica en animales y seres humanos, y la aplicación de medidas de evaluación del riesgo. Hoy en día, los antimicrobianos son en muchos países de libre acceso a cualquiera, directa o indirectamente, sin restricción. Peor aún, circulan mercancías como normales y sin control y con frecuencia están adulterados. Usos inapropiados, sin la supervisión de profesionales bien entrenados, son también frecuentes, en los sectores de salud humana y animal, así como en las prácticas de protección de plantas. En La Haya, el Dr. Vallat, Director General de la OIE, destacó que el compromiso global de las autoridades públicas, tanto para los servicios de salud humana y de los servicios veterinarios, es esencial. Recuerda que el desarrollo del concepto de "Una salud", y la aplicación de las normas de la OIE intergubernamentales sobre la buena gobernanza veterinaria, el uso prudente de los antimicrobianos, la recopilación de datos, y la seguridad del comercio internacional, son cruciales. "El sector de la salud animal no debe ser considerado como un chivo expiatorio en el tema AMR ', explicó el Dr. Vallat. Sin embargo, tiene un papel clave que desempeñar para evitar el escenario de desastre de un mundo sin antibióticos eficaces en animales y humanos. Por esto, la formación específica y armonizada de los veterinarios de todo el mundo, el fuerte vínculo con los agricultores y el fortalecimiento de los órganos veterinarios estatutarios son indispensables. Los veterinarios no son el problema, son parte de la solución.

Fuente: OIE

julio 5, 2014

Un completo informe sobre la ocurrencia de zoonosis en Europa

La Agencia de Seguridad Alimentaria de la EU (EFSA) acaba de emitir un informe sobre la ocurrencia de las zoonosis en Europa incluyendo España durante el año 2012 y de acuerdo a la resolución 2003/99/UE. Es de hacer notar que el informe incluye la ocurrencia de Campylobacter sp., Salmonella sp., Listeria sp., Escherichia Coli productora de toxina Shiga, Tuberculosis, Brucelosis sp., Triquinelosis, Toxoplasmosis, Rabia, Fiebre Q, Fiebre del Nilo Occidental, y numerosos brotes alimentarios. El interés de este informe, entre otros aspectos, radica en que recopila información procedente de fuentes humanas, animales y alimentarias, lo que proporciona una visión de la situación de las zoonosis en Europa desde una perspectiva global. Hay que tener en cuenta que la vigilancia de las zoonosis y agentes zoonóticos en los países de la UE se realiza mediante diferentes sistemas, así como la obtención de información de brotes, lo que supone una limitación a la hora de comparar resultados.

Fuente: EFSA, ISCII, España

julio 5, 2014

Se extiende la epidemia de MERS-co a Bangladesh

Se ha detectado un nuevo caso de MERS-Co en Bangladesh, el caso corresponde a una persona que había transitado por la Unión de Emiratos Árabes donde probablemente contrajo la infección. Con este caso detectado en Bangladesh, son 23 los países donde se ha detectado la enfermedad.

Fuente: ProMED MAIL, BD News, Bangla Desh, HealthMap

julio 5, 2014

El Comité de Pesca de la FAO aprueba las directrices voluntarias para erradicar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR)

La FAO en conjunto con varios países miembros dieron un paso importante hacia adelante en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) al introducir un conjunto de directrices internacionales. Las Directrices Voluntarias de la FAO son una serie de medidas que los países pueden adoptar para garantizar que los buques registrados bajo sus banderas no realicen ninguna actividad pesquera INDNR, una de las mayores amenazas para la pesca sostenible y medios de vida relacionados. Aunque las cifras exactas son difíciles de conseguir, se cree que la pesca INDNR se ha intensificado en los últimos 20 años, especialmente en alta mar, y ahora se estima que ascenderá de 11 hasta 26 millones de toneladas de pescado capturado ilegalmente cada año, por un valor entre $10 y $ 23 mil millones de dólares. Los buques poseerán la nacionalidad del Estado cuyo pabellón estén autorizados a enarbolar. Los estados ya están obligados a mantener un registro de sus buques junto con información sobre su autorización para pescar, como las especies que pueden pescar y el tipo de arte que se pueden utilizar. Sin embargo, muchas embarcaciones pesqueras dedicadas a actividades ilegales eluden las medidas de control mediante "cambios frecuentes de bandera", lo que socava los esfuerzos de lucha contra la pesca INDNR. Las Directrices voluntarias tienen por objeto acabar con esta práctica, entre otras cosas, mediante la promoción de una mayor cooperación e intercambio de información entre los países, a fin de que los estados estén en condiciones de rechazar el registro de los buques que han sido previamente identificados de llevar a cabo pesca INDNR, o que son ya se ha registrado con otro pabellón. Las directrices también proporcionan recomendaciones sobre cómo los países podrían fomentar el cumplimiento y adoptar medidas contra el incumplimiento por los buques, así como sobre la manera de mejorar la cooperación internacional para ayudar a los países en desarrollo para cumplir con sus responsabilidades del Estado del pabellón. Las directrices se basan en el derecho marítimo internacional existente, así como los instrumentos internacionales como el Convenio de 1993 Cumplimiento de la FAO de 1995 Código de Conducta para la Pesca Responsable, el Plan Internacional de la FAO de 2001 de Acción para prevenir, desalentar y eliminar la pesca INDNR.

Fuente: FAO

julio 5, 2014

La EFSA publicó el reporte final del proyecto FLURISK

El informe final del proyecto FLURISK de la EFSA fue publicado y en el mismo y se propuso utilizar una nueva nomenclatura para clasificar las cepas de influenza en animales de acuerdo a su potencial para infectar a los humanos. Los virus de influenza que circulan en animales plantean un riesgo para la salud pública, ya que pueden desarrollar la capacidad de infectar a los humanos. Por otra parte, si los virus adquieren la capacidad de propagarse fácilmente de persona a persona, pueden causar una pandemia. FLURISK reúne a institutos de investigación reconocidos internacionalmente y los laboratorios de referencia, los organismos internacionales y universidades de las áreas de la medicina veterinaria y humana en toda la Unión Europea.

Fuente: EFSA

julio 5, 2014