Internacionales

La Agencia de Seguridad Alimentaria de Francia (ANSES) busca reducir el uso de antibióticos en los animales

Ante el incremento de la resistencia a los antimicrobianos, la Agencia Francesa para la Seguridad Alimentaria (ANSES) está pidiendo la reducción del uso de antibióticos en la ganadería. La ANSES propone diversas formas de redecir el uso de este tipo de productos, reduciendo la amenaza que supone que más bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos. Esta tarea surge tras la decisión del Gobierno francés de reducir la utilización de antibióticos en medicina veterinaria durante el periodo 2012-2017 (Ecoantibio 2017). Como resultado se han evaluado los riesgos de la resistencia a los antimicrobianos asociada con las prácticas veterinarias, tanto en los sectores de la ganadería como en el cuidado de los animales de domésticos y se han redactado una serie de medidas para reducir, prevenir o frenar este tipo de prácticas. Entre las recomendaciones se incluye la suspensión del uso preventivo de antibióticos, la reserva de antibióticos de última generación para situaciones estrictamente reguladas, entre otras.

Fuente: EuroCarne

julio 5, 2014

LA OIE, FAO y OMS aúnan esfuerzos para combatir la resistencia antimicrobiana

El pasado 25 y 26 de junio de 2014, los ministros de salud y agricultura y los representantes de los Estados Miembros de diferentes regiones de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), junto con los Directores Generales de la OMS, la OIE y la FAO, se han reunido en La Haya, Países Bajos, para discutir formas de enfrentar los desafíos que plantea la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos (RAM). Todos juntos, reconocieron la necesidad de una acción común contra la RAM, con la participación tanto de la salud humana y las políticas agrícolas. Las discusiones destacaron la voluntad compartida de diseñar las mismas con un enfoque gradual, lo que permite la reducción de la prevalencia de la resistencia a los antimicrobianos sin poner en peligro el suministro de alimentos y el sistema económico. Los antimicrobianos son un bien público, esencial para la salud animal y humana. Para hacer frente a la amenaza de los RAM, la OIE promueve, a través de sus normas intergubernamentales, el uso responsable y prudente de los antimicrobianos para preservar su eficacia terapéutica en animales y seres humanos, y la aplicación de medidas de evaluación del riesgo. Hoy en día, los antimicrobianos son en muchos países de libre acceso a cualquiera, directa o indirectamente, sin restricción. Peor aún, circulan mercancías como normales y sin control y con frecuencia están adulterados. Usos inapropiados, sin la supervisión de profesionales bien entrenados, son también frecuentes, en los sectores de salud humana y animal, así como en las prácticas de protección de plantas. En La Haya, el Dr. Vallat, Director General de la OIE, destacó que el compromiso global de las autoridades públicas, tanto para los servicios de salud humana y de los servicios veterinarios, es esencial. Recuerda que el desarrollo del concepto de "Una salud", y la aplicación de las normas de la OIE intergubernamentales sobre la buena gobernanza veterinaria, el uso prudente de los antimicrobianos, la recopilación de datos, y la seguridad del comercio internacional, son cruciales. "El sector de la salud animal no debe ser considerado como un chivo expiatorio en el tema AMR ', explicó el Dr. Vallat. Sin embargo, tiene un papel clave que desempeñar para evitar el escenario de desastre de un mundo sin antibióticos eficaces en animales y humanos. Por esto, la formación específica y armonizada de los veterinarios de todo el mundo, el fuerte vínculo con los agricultores y el fortalecimiento de los órganos veterinarios estatutarios son indispensables. Los veterinarios no son el problema, son parte de la solución.

Fuente: OIE

julio 5, 2014

Un completo informe sobre la ocurrencia de zoonosis en Europa

La Agencia de Seguridad Alimentaria de la EU (EFSA) acaba de emitir un informe sobre la ocurrencia de las zoonosis en Europa incluyendo España durante el año 2012 y de acuerdo a la resolución 2003/99/UE. Es de hacer notar que el informe incluye la ocurrencia de Campylobacter sp., Salmonella sp., Listeria sp., Escherichia Coli productora de toxina Shiga, Tuberculosis, Brucelosis sp., Triquinelosis, Toxoplasmosis, Rabia, Fiebre Q, Fiebre del Nilo Occidental, y numerosos brotes alimentarios. El interés de este informe, entre otros aspectos, radica en que recopila información procedente de fuentes humanas, animales y alimentarias, lo que proporciona una visión de la situación de las zoonosis en Europa desde una perspectiva global. Hay que tener en cuenta que la vigilancia de las zoonosis y agentes zoonóticos en los países de la UE se realiza mediante diferentes sistemas, así como la obtención de información de brotes, lo que supone una limitación a la hora de comparar resultados.

Fuente: EFSA, ISCII, España

julio 5, 2014

Se extiende la epidemia de MERS-co a Bangladesh

Se ha detectado un nuevo caso de MERS-Co en Bangladesh, el caso corresponde a una persona que había transitado por la Unión de Emiratos Árabes donde probablemente contrajo la infección. Con este caso detectado en Bangladesh, son 23 los países donde se ha detectado la enfermedad.

Fuente: ProMED MAIL, BD News, Bangla Desh, HealthMap

julio 5, 2014

El Comité de Pesca de la FAO aprueba las directrices voluntarias para erradicar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR)

La FAO en conjunto con varios países miembros dieron un paso importante hacia adelante en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) al introducir un conjunto de directrices internacionales. Las Directrices Voluntarias de la FAO son una serie de medidas que los países pueden adoptar para garantizar que los buques registrados bajo sus banderas no realicen ninguna actividad pesquera INDNR, una de las mayores amenazas para la pesca sostenible y medios de vida relacionados. Aunque las cifras exactas son difíciles de conseguir, se cree que la pesca INDNR se ha intensificado en los últimos 20 años, especialmente en alta mar, y ahora se estima que ascenderá de 11 hasta 26 millones de toneladas de pescado capturado ilegalmente cada año, por un valor entre $10 y $ 23 mil millones de dólares. Los buques poseerán la nacionalidad del Estado cuyo pabellón estén autorizados a enarbolar. Los estados ya están obligados a mantener un registro de sus buques junto con información sobre su autorización para pescar, como las especies que pueden pescar y el tipo de arte que se pueden utilizar. Sin embargo, muchas embarcaciones pesqueras dedicadas a actividades ilegales eluden las medidas de control mediante "cambios frecuentes de bandera", lo que socava los esfuerzos de lucha contra la pesca INDNR. Las Directrices voluntarias tienen por objeto acabar con esta práctica, entre otras cosas, mediante la promoción de una mayor cooperación e intercambio de información entre los países, a fin de que los estados estén en condiciones de rechazar el registro de los buques que han sido previamente identificados de llevar a cabo pesca INDNR, o que son ya se ha registrado con otro pabellón. Las directrices también proporcionan recomendaciones sobre cómo los países podrían fomentar el cumplimiento y adoptar medidas contra el incumplimiento por los buques, así como sobre la manera de mejorar la cooperación internacional para ayudar a los países en desarrollo para cumplir con sus responsabilidades del Estado del pabellón. Las directrices se basan en el derecho marítimo internacional existente, así como los instrumentos internacionales como el Convenio de 1993 Cumplimiento de la FAO de 1995 Código de Conducta para la Pesca Responsable, el Plan Internacional de la FAO de 2001 de Acción para prevenir, desalentar y eliminar la pesca INDNR.

Fuente: FAO

julio 5, 2014

La EFSA publicó el reporte final del proyecto FLURISK

El informe final del proyecto FLURISK de la EFSA fue publicado y en el mismo y se propuso utilizar una nueva nomenclatura para clasificar las cepas de influenza en animales de acuerdo a su potencial para infectar a los humanos. Los virus de influenza que circulan en animales plantean un riesgo para la salud pública, ya que pueden desarrollar la capacidad de infectar a los humanos. Por otra parte, si los virus adquieren la capacidad de propagarse fácilmente de persona a persona, pueden causar una pandemia. FLURISK reúne a institutos de investigación reconocidos internacionalmente y los laboratorios de referencia, los organismos internacionales y universidades de las áreas de la medicina veterinaria y humana en toda la Unión Europea.

Fuente: EFSA

julio 5, 2014